Mercado financiero reacciona favorable a juicio político a Rousseff

dilma-rousseff

La bolsa de valores de Sao Paulo y el real notables ganancias a media jornada de este jueves, tras el juicio iniciado por Dilma Rousseff.

Los dos indicadores señalan que el mercado acoge favorablemente el eventual juicio político contra Rousseff.

Río de Janeiro, Brasil, diciembre 3, 2015.- La bolsa de valores de Sao Paulo y el real, la moneda brasileña, cosechaban notables ganancias a media jornada de este jueves, un día después de que se iniciara el proceso para celebrar eventualmente un juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

El principal índice de la Bolsa de Sao Paulo –el Bovespa- subía al mediodía un 4.12%, impulsado por las acciones de empresas como la petrolera Petrobras, el banco Itaú o la energética Electrobras.

Como sucedió la víspera en la Bolsa de Nueva York, donde las principales empresas brasileñas cuya cotización oscila en función de las decisiones gubernamentales, los papeles de las grandes corporaciones brasileñas registran este jueves importantes repuntes.

El real, por su parte, también gana en torno al 1% respecto al dólar. En la actualidad la cotización es de unos 3.85 reales por divisa estadunidense.

Los dos indicadores señalan que el mercado acoge favorablemente el eventual juicio político contra Rousseff, ante la posibilidad de que ello desbloquee la crisis política que repercute negativamente en la recesión que azota al país sudamericano, cuya economía debe contraerse en torno a un 4% este año.

En este contexto fue el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien aprobó un pedido de apertura de juicio con miras a la destitución de la mandatariaDilma Rousseff por maniobras fiscales cometidas durante su primer gobierno y que, según se constató, fueron repetidas en el presente mandato.

Tras esto, Dilma Rousseff decidió no quedarse callada y pronunció un fuerte discurso que fue televisado:

Nunca coaccioné o intenté coaccionar instituciones o personas en busca de satisfacer mis intereses”.

Luego, tras sus palabras, la mandataria se dirigió a sus asesores y fue contundente: “Todo el mundo conoce mis defectos pero saben que no soy una ladrona”, según publica el diario Folha de San Pablo.

La imagen de Rousseff ha sido dañada debido al enorme escándalo de corrupción en torno a un esquema de sobornos de la estatal Petrobras. Sin embargo, la presidenta negó que la apertura del proceso de juicio político tuviera algún fundamento legal.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();