La nueva manera de hacer negocio con los commodities

commodities

Wall Street tiene un as bajo su manga en nueva estrategia de commodities.

Wall Street regresa a hacer negocios con commodities.

Nueva York, Estados Unidos, diciembre 8, 2015.- En Wall Street se ha encontrado una nueva forma de hacer negocios con los commodities, siendo el epicentro la isla de Hawái.

Goldman Sachs Group ha cerrado un acuerdo este año para entregar dinero para operaciones y garantías de crédito a Hawaii Independent Energy, el mayor proveedor de combustible para aviones y embarcaciones del estado de la Unión Americana, que también tiene estaciones de gasolina en el archipiélago.

El negocio, conocido como financiamiento de inventario, es rentable para Goldman e ilustra una nueva estrategia, con menores riesgos y menores retornos, para el negocio de los commodities.

Antes de la crisis financiera, los corredores aprovechaban el capital de la firma de valores para apostar a la dirección de los precios de las materias primas.

Ahora, las nuevas normas de capital cada vez son más estrictas y la Ley de Reforma Financiera Dodd-Frank ha sido un balde de agua fría para las operaciones de corretaje y obligando a bancos dar prioridad a negocios menos rentables.

El financiamiento de commodities es parte de la actividad tradicional de la banca. Los cambios reflejan la drástica caída en los ingresos bancarios por el corretaje de materias primas, que acumula 30% en los últimos dos años.

Los ingresos de Goldman del negocio de commodities rondaron mil 500 millones de dólares el año pasado, menos de la mitad de los tres mil 400 millones de dólares obtenidos en 2009.

Goldman no es un caso aislado. J.P. Morgan Chase & Co., Citigroup Inc. y Bank of America Corp. alcanzaron recientemente acuerdos para expandir sus operaciones de financiamiento de inventarios.

Goldman informó que sus ingresos provenientes de los acuerdos de financiación de commodities se han duplicado en los últimos dos años.

En su nuevo rol, Goldman es un intermediario entre refinadoras como Hawaii Independent Energy y los proveedores de crudo. El banco de inversión paga por el petróleo y es reembolsado luego de que la refinería lo vende.

Estos acuerdos están diseñados para atraer a las empresas de energía que enfrentan el desplome en los precios del crudo.

Al tener Goldman una calificación de crédito más alta que muchas refinerías y estar dispuesto a financiar acuerdos por adelantado, los productores a menudo cobran más rápido, una ventaja importante cuando los precios del petróleo son bajos.

Los reguladores han instado a los bancos a abandonar el corretaje de commodities, en especial las transacciones físicas que pueden obligar a los bancos a trasladar cargueros de un océano a otro.

Se espera que la Reserva Federal publique pronto nuevas reglas que vuelvan más difícil la transacción de commodities físicos por los bancos, aunque las entidades prevén que el financiamiento no se verá tan afectado por el escrutinio de los reguladores.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();