Banxico no entrará en línea con alza de tasas

banxico

Las condiciones que vive la economía mexicana aun no están del todo en orden para que Banxico aumente sus tasas de interés.

Barclays establece que aunque, es probable, la Fed aumente las tasas de interés, Banxico no lo hará hasta junio de 2016.

Ciudad de México, diciembre 15, 2015.- Las condiciones en México no están todavía para una subida de tasas, por lo cual el Banco de México (Banxico) no seguirá la decisión que tome esta semana en ese sentido la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos,

Así lo dio a conocer el banco británico, Barclays, quien representado por Marco Oviedo, jefe de Barclays México, en conferencia de prensa indica que si bien se prevé que este miércoles la Fed suba su tasa en 25 puntos base, será hasta junio de 2016 cuando el Banxico decida ajustar al alza su tasa, en la actualidad en un nivel mínimo de 3%.

En la conferencia denominada “Perspectivas y balance de riesgos para la economía mexicana 2016”, argumentó que en México aún no hay condiciones para un alza de tasas, pues la inflación está en mínimos históricos y la economía apenas se recupera.

El especialista descartó además que tras la decisión de la Fed este miércoles, el tipo de cambio pueda dispararse por arriba de los 18 pesos por dólar, pues los mercados ya descontaron un incremento de tasas de interés en Estados Unidos, que continuará en 2016, hasta llegar a 2.5% en 2018.

Tras anunciar el alza de 25 puntos base, que también revela una recuperación de la economía estadounidense, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, dará un mensaje suave para calmar a los mercados internacionales, lo cual evitaría una “reacción violenta” del tipo de cambio.

Por otra parte, Oviedo estimó que la economía mexicana cerrará este año con un crecimiento de 2.5%, tras una desaceleración tenue en el cuarto trimestre, debido a que la manufactura sigue afectada por una menor actividad económica global.

Por ello, dijo, Barclays espera que la actividad económica de México crezca también 2.5%, y repunte a 3% en 2017, con una inflación cercana a 3% en ambos años.

Explicó que el bajo crecimiento previsto para el año próximo obedece a que la caída en la producción de petróleo ha arrastrado el crecimiento de México, y a nivel externo, porque la economía china se desacelera, lo que afecta el comercio internacional, sobre todo la manufactura.

No obstante, resaltó, el mercado interno mantiene un comportamiento positivo, gracias a la baja inflación, una recuperación del empleo y una mejoría en los salarios, por lo cual, el consumo interno puede seguir su crecimiento el próximo año.

Pese al entorno externo adverso, afirmó que México sigue siendo uno de los mercados emergentes “consentidos” de los inversionistas, ya que su economía vinculada a Estados Unidos tiene baja inflación, finanzas públicas sanas y ambiente político relativamente estable.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();