Argentina y dólar hacen las paces

aregentina dólar

El nuevo gobierno de Argentina dio por finalizado el cepo de compra-venta del dólar.

Mauricio Macri anuncia el fin de las irregularidades de compra venta del dólar en Argentina.

Ciudad de México, diciembre 17, 2015.- Los argentinos enfrentan hoy un nuevo capítulo en su larga obsesión y dependencia por el dólar, con la liberación de la compra y venta de la divisa después de cuatro años de confusos controles que alimentaron un influyente mercado cambiario paralelo e ilegal.

Apenas seis días después de haber asumido, el gobierno de Mauricio Macri anunció el fin del “cepo”, como bautizó la oposición las restricciones que comenzaron a aplicarse en noviembre de 2011 por órdenes de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Este año, una alta inflación que jamás fue reconocida por el kirchnerismo, conflictos con el pago de la deuda, los controles confusos, el añejo temor a una crisis económica y las elecciones presidenciales formaron una mezcla explosiva que lleva a miles de argentinos a refugiarse en el dólar pese a los controles que regían.

Fernández de Kirchner tratara de regular el mercado cambiario a fines de 2011 para que ocurriera justamente lo contrario, ya que desde entonces el dólar oficial aumentó su precio de 4.2 a 9.9 pesos, en una lenta y constante devaluación presionada por el fortalecimiento del dólar ilegal, que se disparó de 4.8 a 14.60 pesos.

El gobierno anterior denunció las operaciones del mercado paralelo comparándolo incluso con la venta de drogas, y criticó a los medios que publicaban la cotización ilegal de la moneda estadunidense.

Hasta este miércoles en Argentina regía el dólar “blue”, el eufemismo con el que se denomina la divisa ilegal; el “dólar ahorro”, que se podía comprar previa autorización de las autoridades fiscales; y el “dólar turista” que se autorizaba con límites de montos para viajes al exterior.

También estaba el “dólar tarjeta”, al que se imponía una tasa del 35% a los gastos pagados con tarjeta de crédito en otros países; o el “dólar bolsa” que permitía la compra de dólares vía adquisición de bonos en el Mercado de Valores.

En todas sus variantes, el precio del dólar era superior al valor oficial, pero a partir de este jueves habrá un precio único establecido por el mercado con intervención del Banco Central, que tratará de evitar que el costo se dispare.

La dependencia de los argentinos con el dólar tiene una larga historia, ya que el ahorro en esta moneda fue el único refugio que encontraron ante las intermitentes crisis económicas que padecieron, como la hiperinflación de fines de los 80, cuando los precios podían aumentar varias veces en un mismo día.

En los 90, la subordinación de la moneda argentina se consolidó cuando el gobierno de Carlos Menem decretó que un peso valía igual que un dólar, ficción que no se sostenía con las condiciones económicas del país sudamericano, y que terminó en una grave crisis, con muertos incluidos, en diciembre de 2001.

Para entonces, los argentinos ya estaban acostumbrados a que las propiedades se tasaran y vendieran en dólares, no en pesos, razón por la cual la inestabilidad del mercado cambiario durante los últimos años complicó la compra de propiedades.

Los controles que aplicó Fernández de Kirchner representaron un duro golpe sicológico para la población, lo que se reflejó en la economía real con el fortalecimiento del mercado paralelo al que acudían ciudadanos y empresas para adquirir la moneda.

El gobierno siempre aclaró que las personas que compraban dólares formaban un pequeño núcleo de la sociedad, pero terminaban afectando a todos por la presión que ejercían contra el peso, a lo que sumaron los medios que azuzaban de manera permanente la sicosis por la divisa.

Entre más controles se impusieron, mayor fue la compra del “dólar blue”, que llegó a costar incluso 70% más que el dólar legal, que era mucho más barato, pero de difícil acceso porque se debían cumplir trámites ante las autoridades fiscales.

El problema fue que, en muchos aspectos de la economía real, lo que rigió fue el precio del dólar paralelo, porque los comercios aceptaban pagos en dólares a cotizaciones que superaban el mercado legal.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();