Economistas auguran pocas mejoras para 2016

global

Economistas en Estados Unidos pronostican para 2016 pocos cambios en las condiciones adversas.

La recuperación economica en algunos países será insuficiente para contrarrestar la desaceleración en la mayor parte del mundo.

Nueva York, Estados Unidos, diciembre 29, 2015.- Economistas en Estados Unidos pronostican para 2016 pocos cambios en las condiciones adversas que frenaron la expansión de la economía mundial este año y desaceleraron de manera notable el crecimiento de los mercados en desarrollo.

En sus previsiones para 2016, el organismo de análisis económico The Conference Board indicó que la recuperación en las economías desarrolladas, en especial en Estados Unidos, será insuficiente para contrarrestar la desaceleración en la mayor parte del mundo.

Apuntó que el mundo “Carece de una dinámica (económica) positiva”, y que esa condición persistirá en 2016, caracterizada por muchas oportunidades tecnológicas, un bajo crecimiento de la inversión y una productividad débil.

Las características de la economía global probablemente no cambiarán en los próximos 12 o 24 meses. Tras ajustar nuestra previsión de la exagerada tasa oficial de crecimiento de China, proyectamos una muy modesta mejora en la tasa de crecimiento para la economía global”.

Según el informe, el crecimiento en el mundo cerrará este año en 2.5% y será de 2.8% en 2016, y predijo para Estados Unidos una expansión de 2.4% para el próximo año.

Por su parte, el informe de Naciones Unidas sobre la Situación y Perspectivas de la Economía Mundial apuntó que el crecimiento en los países en desarrollo y economías en transición se redujo por la baja en los precios de las materias primas, masivas salidas de capital y mayor volatilidad en los mercados financieros.

De julio de 2014 a la fecha, los precios de las materias primas cayeron poco más de 20 por ciento, aunque en el caso del crudo la baja ha llegado a casi 60%.

De acuerdo con la ONU, el mundo crecerá 2.9% en 2016, impulsado por los países desarrollados, dada la desaceleración de China y el débil desempeño persistente en otras grandes economías emergentes, especialmente Rusia y Brasil.

La ONU precisó que la normalización paulatina de la política monetaria en Estados Unidos podría reducir la incertidumbre, lo que impulsaría un moderado aumento de las inversiones y el crecimiento, al mismo tiempo que prevendría una volatilidad financiera excesiva.

Advirtió sin embargo que la mejora proyectada del crecimiento global también se basa en la estabilización de los precios de las materias primas y la contención de nuevas escaladas en los conflictos geopolíticos.

En su informe, la ONU alertó de cinco riesgos para el futuro inmediato de la economía mundial: incertidumbre macroeconómica permanente, bajos precios de materias primas, menores flujos de comercio, creciente volatilidad en los tipos de cambio y flujos de capital.

Además, el estancamiento de la inversión y del crecimiento de la productividad, así como la continua desconexión entre las actividades del sector financiero y el sector real.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();