Multimillonarios cuentan con triangulación perfecta

multimillonarios

Triángulo de las Bermudas se ha convertido en un paraíso fiscal para los multimillonarios estadounidense en la última década.

Triángulo de las Bermudas desaparece dinero de multimillonarios.

Hamilton, Bermudas, enero 12, 2016.- En el famoso Triángulo de las Bermudas no únicamente desaparecen objetos y personas, si no también desaparece gasto fiscal de multimillonarios de estados Unidos.

La élite multimillonaria de EE.UU. tiene a su alcance un nuevo sistema fiscal que se ejerce desde las Bermudas, este nuevo método permite pagar menos impuestos de lo que les corresponde, generando una afectación directa a la lucha contra la pobreza en el país.

Los mayores multimillonarios de EE.UU. han dejado de pagar miles de millones de dólares en impuestos mediante un sistema tributario privado gestionado desde las Islas Bermudas, así lo revela una investigación del periódico The New York Times.

De acuerdo con el informe, la llamada industria de defensa de ingresos cuenta con abogados de élite, planificadores inmobiliarios, cabilderos y activistas anti-impuestos.

Así, los multimillonarios pueden evitar pagar impuestos, siendo una estrategia inalcanzable para los contribuyentes de clase media o para los trabajadores.

Según el diario, el sistema privado de impuestos opera en las sombras de Washington y Wall Street, mayoritariamente en los tribunales fiscales y en negociaciones privadas en el Servicio de Rentas Internas (IRS).

Las técnicas aplicadas en el sistema, por su parte, están diseñadas para que no puedan entenderlas los ciudadanos comunes o los medios de comunicación, pero The New York Times afirma que su principio es bastante simple: convertir una clase de ingresos en otra clase a la que se le aplica un tipo impositivo inferior.

Por ejemplo, uno de los magnates más poderosos del país, Daniel S. Loeb, estableció en 2013 en las Islas Bermudas una empresa que transforma los beneficios que obtiene de apuestas a corto plazo en el mercado, tributadas a aproximadamente un 40%, en beneficios a largo plazo, o ganancias de capital, a los que se les aplica un impuesto un 50% inferior.

El resultado de esta práctica, de acuerdo con The New York Times, ha sido un descenso significativo del volumen de impuestos que pagan las personas más ricas, un dinero que se podría utilizar para hacer frente a la falta de alimentos o de hogar, dos problemas que afectan a cada vez más personas en EE.UU.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();