Juegos Olímpicos de Brasil tendrán medalla de austeridad

Brasil

El factor de presupuesto federal para los Juegos Olímpicos de Brasil será de suma importancia, debido a su fuerte recesión.

Brasil recibirá sus Juegos Olímpicos con poco presupuesto.

Río de Janeiro, Brasil, enero 18, 2015.- La austeridad tendrá una marca histórica en su presupuesto destinado para los Juegos Olímpicos, que serán celebrados en el mes de agosto.

La mayor parte de lo que el mundo verá en sus televisores durante los Juegos Olímpicos de 2016 ya ha sido construido. El principal Parque Olímpico está completo en un 95%, así mismo se han realizado eventos de prueba en más de una decena de deportes, como el tenis y ciclismo de montaña.

En cuanto a los recintos donde se realizarán las competencias, casi todo está listo, sin embargo lo que miles de brasileños se cuestionan es viable el retorno de linversión, ya que el país sudamericana pasa por una pésima recesión, sin contar con los factores externos internacionales.

Por tal motivo, meses antes de la ceremonia de apertura prevista para el 5 de agosto, quedan interrogantes serios sobre la viabilidad de los Juegos. Muchos de ellos son tan característicos de Brasil que es imposible predecir su desenlace.

La economía brasileña está cayendo en una profunda recesión marcada por el desempleo, el alza de la inflación y una contracción del Producto Interno Bruto (PIB).

 Las ventas de entradas en el país son flojas y una extensión vital del metro hasta el Parque Olímpico podría no completarse si no llegan cientos de millones de dólares en nuevos fondos del gobierno, que se encuentra sumido en un enorme escándalo de corrupción y procedimientos de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

Para colmo, una epidemia de graves enfermedades transmitidas por mosquitos se ha propagado a lo largo del país, lo que ejerce una mayor presión sobre los recursos del gobierno mientras se prepara para darles la bienvenida a cientos de miles de visitantes.

Brasil pasa por una tormenta perfecta, en la que se incluye temas políticos, económicos y sociales, combinada con una intensa crisis económica.

Una de las principales preocupaciones de los organizadores es si los brasileños, que no muestran un gran entusiasmo por algunas disciplinas olímpicas, comprarán suficientes boletos para que se cumplan las metas financieras.

Al 31 de diciembre, se habían vendido menos de la mitad de los 4.5 millones de entradas reservadas para el mercado local. El comité organizador depende de las ventas de boletos para cubrir 17% del presupuesto.

Los presupuestos olímpicos a menudo exceden las previsiones, pero los Juegos de Rio han estado plagados por sobrecostos en un momento en que el país no está en condiciones de financiarlos.

El costo total de infraestructura para los Juegos, financiado por los gobiernos federal, estatal y municipal, se disparó a más de 24 mil millones de reales (aprox. 5 mil 900 millones de dólares) el año pasado, 25% más de lo previsto.

El presupuesto del comité organizador local, financiado de forma privada a través de las entradas y patrocinios, también se ha inflado a 7 mil 400 millones de reales (mil 800 millones de dólares), frente a 4 mil 200 millones de reales cuando Río obtuvo la sede en 2009.

A  la par de los datos anteriores, se espera que la economía brasileña se contraiga este año un 2.99% y sumará su mayor recesión acumulada de las últimas décadas, mientras la inflación seguirá alta, cercana al 7%, según las previsiones de analistas y expertos consultados por el Banco Central del país.

En el boletín Focus, publicación semanal del Banco Central realizada con base en la opinión analistas financieros y economistas, las previsiones para la mayor economía en 2016 vuelven a empeorar con respecto a semanas anteriores.

La inflación, que cuyo índice en 2015 cerró por encima del 10%, es uno de los indicadores revisados a la baja, por tercera semana consecutiva.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();