Inversionistas institucionales advierten sobre el aumento en las correlaciones

inversionistas

Las acciones y los bonos están demasiado correlacionados, de acuerdo con más de la mitad de los inversionistas institucionales.

La mitad de los inversionistas opinan que existe alfa en la inversión en activos ambientales, sociales y de gobernabilidad (ESG).

Ciudad de México, enero 26, 2016.- Los inversionistas institucionales a escala mundial consideran  un reto el encontrar diversificación en las clases tradicionales de activos, y más de la mitad (54%) opinan que las acciones y los bonos están demasiado correlacionados para brindar fuentes distintivas de retorno, de acuerdo con una encuesta reciente de Natixis Global Asset Management.

La encuesta también arroja evidencias de que los activos alternativos están adquiriendo más preponderancia en los portafolios institucionales, para contribuir a generar retornos mejor adaptados al riesgo: la prioridad de los inversionistas institucionales en 2016.

“En el mercado actual, la asignación a activos tradicionales se ha convertido en un juego con cero ganancias,” indica John Hailer, jefe de distribución internacional y Director General de Natixis Global Asset Management en América y Asia.

Se necesita un enfoque de inversión adecuado a los mercados modernos. Los inversionistas institucionales están trasladándose cada vez más hacia un conjunto más amplio de activos no correlacionados, además de las acciones y bonos tradicionales.

Dos terceras partes (66%) de los inversionistas institucionales opinan que una manera efectiva de aligerar el riesgo es aumentar las asignaciones a activos no correlacionados, incluyendo renta variable privada, deuda privada y fondos de cobertura. Casi la mitad (49%) respondieron que es esencial invertir en activos alternativos con el fin de rebasar en desempeño a los mercados convencionales.

“Los inversionistas institucionales en Latinoamérica parecen considerar a las estrategias alternativas aún más atractivas que sus contrapartes globales para diversificar el riesgo de sus portafolios (73% vs 66% global), comenta Mauricio Giordano, Director General, Natixis Global Asset Management México.

Agrega que en un entorno de mercado tan volátil y complejo, el traslado hacia técnicas de construcción de portafolios menos tradicionales, mediante el uso de activos alternativos y estrategias no correlacionadas es un gran instrumento de diversificación.

La encuesta de Natixis aplicada a 660 inversionistas institucionales incluye corporaciones, fondos de pensiones públicos y gubernamentales, fondos patrimoniales soberanos, aseguradoras y dotes y fundaciones que en conjunto administran más de 35 trillones de dólares en activos.

A las instituciones les preocupa su capacidad para financiar sus obligaciones en un mercado volátil y de tasas bajas. Como respuesta, están adaptando sus estrategias de inversión, su enfoque en la gestión de riesgos y operaciones de negocio para cumplir mejor con sus obligaciones a corto y largo plazo.

El 84% de las instituciones dicen que el entorno de bajo rendimiento en las inversiones constituye su mayor preocupación en la gestión del riesgo, seguido de la generación de retorno (82%) y el financiamiento de obligaciones a largo plazo (72%). Casi siete de cada 10 (68%) opinan que cumplir con los objetivos de crecimiento y requerimientos de liquidez a corto plazo son un reto para su organización.

En contraste, y debido al mercado de alzas prolongadas y a la esperada volatilidad en los mercados, los inversionistas institucionales latinoamericanos consideran que preservar el capital (44%) y generar ingresos estables (42%) son sus principales objetivos en el año que inicia.

A su vez, la mayoría de los inversionistas institucionales coinciden en que la gestión activa es una fuente de generación de alfa (87%), acceso a clases de activos no correlacionados (77%) y beneficios a partir de los movimientos del mercado a corto plazo (71%).

El 72% de las instituciones indican que les preocupa su capacidad para cumplir con sus obligaciones a largo plazo, y 68% dicen que es un desafío gestionar obligaciones inciertas relacionadas con el aumento en la longevidad. Aunque cerca de tres cuartas partes de las instituciones (73%) dicen que cuentan con herramientas para gestionar activos de deuda, 78% dicen que desean encontrar soluciones más innovadoras en LDI para el mercado actual, un aumento significativo del 60% registrado en 2014.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();