Banco de Japón impone interés negativo

banco de japón

El Banco de Japón ha introducido un tipo de interés negativo para facilitar aún más su política monetaria.

El Banco de Japón dio un histórico anunció de un tipo de interés negativo.

Tokyo, Japón, enero 29, 2016.- En un movimiento sorpresa, el Banco de Japón (BOJ) ha introducido un tipo de interés negativo para facilitar aún más su política monetaria ante el desplome de los precios del petróleo que obstaculizan sus esfuerzos para lograr su meta de inflación.

El movimiento inesperado por parte del BOJ muestra la determinación del banco central para luchar contra vientos globales que amenazan con inclinar el país de nuevo en la deflación, un ciclo dañino de las caídas de precios y el debilitamiento de la economía.

El banco central japonés en su último reporte sobre las perspectivas económicas también retrasó el plazo para el cumplimiento de la meta de inflación del 2%.

El Banco de Japón “continuará con la flexibilización monetaria cuantitativa y cualitativa, con una tasa de interés negativa, con el objetivo de alcanzar el objetivo de estabilidad de precios del dos por ciento”, señaló la institución en un comunicado.

A partir del 16 de febrero, un tipo de interés negativo (-0.1%) se aplicará a parte de las cuentas de las instituciones financieras.

Se trata del primer movimiento de tipos de interés en Japón desde octubre de 2010, cuando el organismo los situó en el nivel de entre el 0 y el 0.1% de cara a estimular el avance de la tercera economía mundial.

En una votación 5-4, el banco central ha decidido cobrar -0.1% de interés a las cuentas corrientes que las entidades financieras mantienen en el Banco de Japón, lo que se conoce también como facilidad de depósito.

El BOJ espera alcanzar su meta de inflación del 2% en el primer semestre del año fiscal de 2017 que comienza en abril, en comparación con su estimación anterior de la segunda mitad del año fiscal 2016.

La reunión de dos días de la Junta Directiva del BOJ levantó expectativas sobre cómo actuaría la institución en respuesta a la volatilidad en los mercados bursátiles mundiales, sobre todo desde el comienzo del año.

También está dirigido a impulsar la inflación, lo cual es otro incentivo para que las personas y empresas gasten en lugar de ahorrar.

En una conferencia de prensa, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, señaló que el complejo panorama económico mundial explica la medida.

“La economía de Japón sigue recuperándose de forma moderada y la tendencia de los precios subyacente está mejorando constantemente”, dijo Kuroda, pero advirtió que la incertidumbre global podría afectar la confianza empresarial.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();