Crisis migratoria y en mercados emergentes frenan crecimiento de UE

Union europea

En la UE , la desaceleración de las economías emergentes y la crisis migratoria como factores de riesgo.

El PIB de los 28 Estados miembros de la UE debe mejorar 1.9% este año y 2% en 2017.

Bruselas, Bélgica,  febrero 4, 2016.- La Comisión Europea (CE) redujo una décima sus previsiones de crecimiento para la Unión Europea (UE) y la zona del euro en 2016, apuntando la desaceleración de las economías emergentes y la crisis migratoria como factores de riesgo.

De acuerdo al Ejecutivo europeo, el Producto Interno Bruto (PIB) de los 28 Estados miembros de la UE debe mejorar 1.9% este año y 2% en 2017, mientras que el de los socios de la moneda única se incrementará 1.7% y 1.9%, respectivamente.

El crecimiento será impulsado por el consumo interno en la UE, los bajos precios del petróleo, la cotización del euro y las condiciones favorables de financiación.

En cambio, Bruselas alerta de “nuevos riesgos”, consecuentes de la ralentización de la economía china y otros mercados emergentes, la debilidad de los intercambios globales y la incertidumbre política y geopolítica.

Otro factor de riesgo es la reintroducción de controles fronterizos en algunos países de la zona europea de libre circulación Schengen, decidida ya por siete países en un intento de contener el flujo de inmigrantes clandestinos.

“Una suspensión más generalizada y medidas que perturben los logros del mercado interior podrían tener potencialmente un impacto en el crecimiento económico”, observó el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

Los avances económicos deberán beneficiar todos los países europeos en 2016 y 2017, aunque a ritmos “considerablemente” diferentes debido a motivos estructurales y coyunturales.

El crecimiento más importante este año se registrará en Irlanda (4.5%), seguida por Rumanía (4.2%) y Malta (3.9%).

Grecia será el único país con resultado anual negativo en 2016 (-0.7%), aunque el Ejecutivo europeo acredita que la situación mejorará en 2017 hasta alcanzar un crecimiento de 2.7%.

Entre las principales economías europeas, España destaca con un aumento de 2.8 por ciento del PIB, dos décimas por debajo de lo estimado por el gobierno de Mariano Rajoy. Alemania avanzará 1.8%, Francia 1.3%, Italia 1.4% y Reino Unido, que no hace parte de la zona del euro, crecerá 2.1%.

De manera general, el consumo privado seguirá siendo el principal motor del crecimiento este año y el próximo, gracias a la mejora del mercado laboral y al aumento de la renta real disponible.

Bruselas estima que el desempleo en la UE disminuya del 9.5% en 2015 al 9% este año y al 8.7% el próximo. En la zona del euro, las cifras pasarán del 11% al 10.5% en 2016 y al 10.2% en 2017.

“Es probable que la inversión también se vaya beneficiando en forma gradual de una demanda creciente, de la mejora de los márgenes de rentabilidad, de las favorables condiciones de financiación y de la presión decreciente para reducir el endeudamiento”, explicó Moscovici.

Los precios al consumidor deberán aumentar 0.5% tanto en los 28 Estados miembros de la UE como en la zona del euro en el conjunto de 2016, siguiendo un incremento moderado de los salarios.

“Se prevé que la inflación aumente de forma gradual y que alcance el 1.5% en 2017, a medida que el aumento de los salarios, la mayor demanda interna y un moderado repunte de los precios del petróleo tiendan a hacer subir los precios”, informó Bruselas.

Cuanto al déficit público, la CE calcula que disminuirá este año hasta el 2.2% del PIB en el conjunto de la UE y hasta el 1.9% en la zona del euro, antes de pasar a 1.8% y 1.6%, respectivamente, en 2017.

La deuda de los 28 alcanzará el 86.9% del PIB este año y al 85.7% del PIB en 2017, mientras que la de los socios del euro se situará en el 92.7% y el 91.3% por ciento del PIB, respectivamente.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();