Reserva Federal impacta de nuevo al mercado cambiario

Fed

La Reserva Federal (Fed) estadounidense mantendrá su postura acomodaticia.

La Reserva Federal mantendrá su postura debido  al reciente deterioro de la actividad industrial y de las exportaciones de Estados Unidos.

Ciudad de México, febrero 5, 2016.- Al finalizar la jornada de este jueves, el peso cerró con una depreciación de 0.48%, mientras el petróleo tipo West Texas Intermediate (WTI) perdió 1.67%, en un contexto de especulación sobre que la Reserva Federal (Fed) estadounidense mantendrá su postura acomodaticia.

De acuerdo con Banco Base, lo anterior se debió al reciente deterioro de la actividad industrial y de las exportaciones de Estados Unidos.

Asimismo, explica que en lo que va del año, el peso se coloca como de las divisas más depreciada frente al dólar entre sus principales cruces, al perder 5.6% y ubicarse por detrás del peso argentino entre los pares de economías emergentes, divisa que acumula una caída de 9.16%.

Señala que además de la correlación con los precios del petróleo, el peso perdió como consecuencia de una mayor demanda por dólares por parte de corporativos.

Detalla el peso es la divisa latinoamericana más operada en el mercado cambiario, debido a lo cual también se emplea para especular con base en el pobre desempeño de otros países emergentes.

Por otro lado, Banco Base señala que el Banco de México (Banxico) mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia en 3.25%, con lo cual la Junta de Gobierno consideró que seguirá de cerca la evolución de los principales determinantes de la inflación, en especial el tipo de cambio y un posible efecto de traspaso a precios.

Explica que debido a los choques provenientes de los bajos precios del petróleo y en general de los bajos precios de las materias primas, el Banxico considera que el país mantenga un marco macroeconómico sólido.

Para ello, será necesario llevar a cabo ajustes a la finanzas públicas (incluyendo Petróleos Mexicanos), para absorber el efecto de los bajos precios del petróleo, modificar la postura monetaria a un ritmo pertinente y seguir implementando las reformas estructurales.

Lo cual tiene el objetivo de distinguir a México de otras economías emergentes, al permitir que las primas de riesgo sobre el país se mantengan bajas.

Así, en bancos de la Ciudad de México, el dólar libre se vendió hasta en 18.60 pesos, cinco centavos más respecto a la sesión previa, y se compró en un mínimo de 17.85 pesos.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();