SAT amplía fiscalización en el extranjero

SAT

Más de 96 países además de EE.UU. darán datos financieros de mexicanos al SAT.

SAT pone la lupa de contribuyentes fuera de México.

Ciudad de México, febrero 15, 2016.- A partir del siguiente año, el Servicio de Administración Tributario (SAT) empezará a recibir información de los saldos e ingresos en cuentas financieras que mexicanos tengan en más de 96 países.

Estados Unidos no será el único país que cuente con la colaboración con el SAT, esto ocurre desde 2015 con la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero (FATCA).

La lista de países es de suma importancia, ya que vienen de Suiza, Islas Caimán, Bermudas; o sea, jurisdicciones con las que no se había dado antes un intercambio de información.

Las obligaciones se empezaron a acordar desde 2010 en la Convención de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Impositiva celebrada en principio por estados miembros del Consejo de Europa y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y en la que la participación de México quedó asentada con un decreto publicado en agosto de 2012.

La forma en que se realizarán los intercambios está definida en el Estándar de Intercambio Automático de Información de Cuentas Financieras, llamado CRS, por las siglas en inglés de Common Reporting Standard.

Según el documento de la OCDE que define y detalla el estándar, los datos que deben reportarse incluyen saldos de cuentas financieras, así como todo ingreso por intereses, dividendos, contratos de seguros y ventas de activos financieros.

El estándar se basó en la ideal del FACTA, ley con la que EE.UU. ha pactado acuerdos con diversos países y establece un intercambio bilateral de información bancaria de sus respectivos contribuyentes.

De tal suerte que este CRS viene a ser el FACTA, pero ya a nivel mundial porque el FACTA se entendía como la cooperación entre México y EE.UU.

Los primeros 56 países que se adhirieron a la iniciativa, el proyecto comenzará a enviar reportes a partir de junio de 2017.

La información con la que contará el SAT será necesariamente aprovechada con fines recaudatorios. El decreto promulgatorio de la Convención de Asistencia detalla que una de las formas en que las autoridades fiscales participantes pueden apoyarse es en la cobranza.

Esta asistencia la prestaría el Gobierno Federal de algún otro país si se llegara a determinar que un contribuyente mexicano tiene un adeudo fiscal, el cual será necesario liquidarlo con el capital que tiene en cuentas de aquella nación.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();