UNICEF llama a países ricos poner atención en desigualdad infantil

UNICEF

Países ricos tienen infantes con nulas oportunidades por desigualdad.

UNICEF alerta sobre brecha económica por desigualdad en países ricos.

Ciudad de México, abril 15, 2016.– El Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) demanda igualdad de oportunidades para todos los niños del mundo. En los países ricos también hay grandes diferencias en cuanto al estado de la niñez.

La organización internacional ha declarado que el acceso a la educación y al reconocimiento social han sido factores decisivos para mejorar las oportunidades infantiles.

En su informe Report Card 13, dado a conocer en días recientes la UNICEF compara los niveles de desigualdad en 41 países de la UE o miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En la mayoría de los países, la brecha de ingresos se ha agrandado. En 19 países, 10% de los niños más pobres tienen menos de la mitad de los recursos que los infantes ubicados en el promedio nacional. Las diferencias son especialmente grandes en Grecia, Italia, Portugal, España, Israel, Japón y México.

En países de la OCDE, los niños más desfavorecidos tienen un rezago de hasta tres ciclos escolares en cuanto a sus capacidades de lectura, en comparación con el promedio. Las diferencias en un indicador subjetivo como lo es la satisfacción de vida no han retrocedido, sino lo contrario.

Desde que comenzó la crisis económica y financiera, las diferencias en cuanto al ingreso han crecido en la mayoría de los países ricos. Muchos empleados de bajos ingresos perdieron su trabajo, lo cual los sumió aún más en la pobreza.

Además, en países como Grecia, Italia o España, los sistemas de seguridad social destinados a reducir la pobreza son débiles, por lo cual ha acentuado aún más la desigualdad.

A fin de reducir de manera palpable la desigualdad, UNICEF hace un llamado a los políticos: los ingresos de familias en condición vulnerable deben ser resguardados por una política fiscal justa y mayores posibilidades de empleo.

Los alumnos menos aventajados deben recibir mayores apoyos educativos y en general se debe atender mejor las demandas de los propios niños. La creciente desigualdad tiene repercusiones para la cohesión y el bienestar de la sociedad.

México aún está lejos de cumplir esta aspiración, así como también los otros países industrializados.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();