Moody’s asegura que seguirá llegando inversión a México

moodys

El contexto macroeconómico y de estabilidad de México es envidiable en comparación con otras zonas.

México tiene fundamentos sólidos que alientan los flujos de inversión, declara Moody’s.

Ciudad de México, mayo 12, 2016.- Alberto Jones Tamayo, director general de Moody’s México, asegura que los niveles de inversión considerados como importantes seguirán llegando a México, pues el país tiene fundamentos sólidos que alientan estos flujos.

En el marco de su participación en la octava edición del Foro Nacional IMEF de Infraestructura, Jones Tamayo dijo que el contexto macroeconómico y de estabilidad de México es envidiable en comparación con otras zonas, pese al lento crecimiento en todas partes del mundo.

“El país tiene un buen futuro desde el punto de vista comparativo con otras naciones y tiene todos los fundamentos para que se sigan llegando importantes niveles de inversión”, acotó.

La banca es muy sólida y está ávida de continuar creciendo su financiamiento, que lo ha hecho a dos dígitos desde hace tiempo.

Consideró que la reforma energética va por el camino correcto para atraer inversiones en este sector por todo el país, aunque quizá no con la velocidad deseada, pero tendrá que dar resultados en términos de crecimiento y de oportunidades de inversión para ahorradores instituciones y la banca.

A pesar de la incertidumbre internacional, el directivo afirmó que los inversionistas institucionales discriminan entre las diferentes economías emergentes, además de que la depreciación del tipo de cambio no traspasó a los precios en México, lo que permite planear hacia el futuro.

Jones Tamayo recordó que si bien a finales de marzo Moody’s revisó la perspectiva de la calificación soberana de México a “negativa”, desde “estable”, también la confirmó en A3, lo que significa que el país y el gobierno siguen siendo muy sólidos.

Apuntó que en fecha reciente el gobierno federal tomó medidas que son positivas, crediticiamente hablando, como la recompra de deuda pública por más de 97 mil millones de pesos, o la capitalización de Pemex por 73.5 mil millones de pesos.

No obstante, precisó, estas acciones acaban de ocurrir y todavía es muy pronto como para afirmar que habrá cambios en la calificación soberana de México, pues medidas como estas toman tiempo en tener efectos.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();