Economía mexicana continúa expandiéndose a un ritmo moderado

Mexico-crecimiento

La economía mexicana es una de las pocas entre las emergentes que logró mantener estable su ritmo de crecimiento económico.

Javier Guzmán, subgobernador de Banxico declara que se espera que la economía mexicana continúe mostrando una recuperación gradual en los próximos meses.

Ciudad de México, mayo 17, 2016.- La economía mexicana ha continuado expandiéndose a un ritmo moderado, durante el periodo 2011‐ 2015, el PIB registró una tasa de crecimiento medio anual de 2.8%, establece Javier Guzmán Calafell, subgobernador del Banco de México (Banxico).

En su análisis titulado “Evolución Económica y Política Monetaria en México”, destaca además que estos resultados son similares a los que se observaron en México durante los años anteriores a la crisis financiera global.

En un panorama global Guzmán Calafell menciona que después de un inicio de año rodeado de gran incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros internacionales, se ha observado un menor nerviosismo propiciado, entre otros factores, por expectativas de una postura de política monetaria muy relajada en Estados Unidos y otras economías avanzadas durante un periodo prolongado, la recuperación del precio del petróleo y otras materias primas, y cierta mejora de la economía China.

“Sin embargo, la situación económica y financiera mundial se mantiene frágil, y el riesgo de nuevos brotes de turbulencia en los mercados es elevado”.

Por su importancia para México, que la economía estadounidense ha mostrado resistencia a esta problemática, lo que le ha permitido alcanzar tasas de crecimiento económico superiores a la del resto de las economías avanzadas consideradas en su conjunto. Sin embargo, la apreciación del dólar, la debilidad de la demanda externa y los problemas en el sector energético se han reflejado en su producción industrial, que se ha mantenido estancada desde principios de 2015.

Petróleo

El subgobernador de Banxico menciona en cuanto al petróleo que a juicio de la Agencia Internacional de Energía (IEA), podría observarse una mejora en el balance mundial entre oferta y demanda de crudo desde el segundo semestre de este año, lo que daría un soporte adicional a las cotizaciones del energético.

No obstante, dichos precios se mantienen en niveles bajos y, en general, los mercados a futuro siguen anticipando una recuperación paulatina en los próximos años, probablemente como resultado del estímulo que representarían los mayores precios para la oferta de crudo.

México

En términos más generales, la economía mexicana es una de las pocas entre las emergentes que logró mantener estable su ritmo de crecimiento económico en los periodos señalados (2000‐2007 a 2011‐2015).

Como es lógico suponer, las exportaciones mexicanas han resentido el efecto del estancamiento de la producción industrial en Estados Unidos y la débil actividad económica mundial. Así, el crecimiento del PIB ha sido apoyado por la demanda interna, y especialmente por el consumo privado, ya que la inversión ha seguido mostrando lasitud.

“Se espera que la economía mexicana continúe mostrando una recuperación gradual en los próximos meses”.

Javier Guzmán advierte que persisten riesgos a la baja para la actividad económica en México.

“Entre los que me parecen particularmente importantes: la posibilidad de un nuevo episodio de turbulencia en los mercados financieros internacionales, que incida en el desempeño de los mercados y del sector real, así como una recuperación de la producción industrial estadounidense más lenta de lo previsto, aunque también existen riesgos de naturaleza interna”.

Inflación

Es probable que la inflación fluctúe durante el resto de este año y el siguiente alrededor de 3%. Lo anterior se explica en buena medida por el comportamiento esperado de los precios de la gasolina. A partir de enero de 2016 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público modificó el mecanismo para determinar dichos precios, introduciendo de manera temporal una banda de fluctuación, sobre la base de sus cotizaciones internacionales, como una transición hacia su completa liberalización en enero de 2018.

De esta forma, la inflación en México se verá afectada este año y el siguiente, tanto por la estacionalidad de los precios internacionales de este producto, como por la fórmula empleada para determinar sus cotizaciones internas anunciada recientemente por la SHCP.

“Cabe destacar que una trayectoria de la inflación caracterizada por movimientos de esta alrededor de 3% sería normal y congruente con el cumplimiento de la meta. De hecho, de percibir los agentes económicos que en el largo plazo la tasa de inflación tendría un patrón de esta naturaleza, se facilitaría el anclaje de las distintas mediciones de las expectativas de inflación en 3%”.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();