China muy interesados en América Latina por paraísos fiscales

dragon AL

El 88.2% de lo invertido por China en 2014, se canalizó a dos paraísos fiscales, Islas Caimán e Islas Vírgenes.

Esta triangulación de flujos de inversiones releva debilidades en la metodología utilizada para registrar las estadísticas de China.

Ciudad de México, junio 3, 2016.- China canalizó 106 mil 111 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) a América Latina y el Caribe en forma acumulada hasta el 2014, y del total de ese monto 88.2% llegó a dos paraísos fiscales, Islas Caimán e Islas Vírgenes, de acuerdo con datos del Buró de Estadísticas Nacionales de China.

En una investigación publicada en marzo pasado sobre las salidas chinas de IED (OFDI, por su sigla en inglés), coordinada por Enrique Dussel y Samuel Ortiz, se menciona que esta triangulación de flujos de inversiones releva, entre otras cosas, debilidades en la metodología utilizada para registrar las estadísticas de China.

Según la misma fuente, el Buró de Estadísticas Nacionales de la nación asiática, México captó sólo 541 millones de dólares de IED procedente de ese país, monto que difiere de los 409 millones de dólares registrados por la Secretaría de Economía de México.

En un reporte de la Red Académica de América Latina y el Caribe, Dussel y Ortiz destacaron que luego de la crisis internacional del 2007-2008, China ha exportado masivamente capital en forma de financiamiento y salida de IED.

“Si bien actualmente continúa siendo un importador neto de capital, se estima que en menos de un lustro esa nación exportará más capital del que atraerá”, agregaron.

Desde el 2012, China es la tercera fuente mundial de OFDI, sólo por debajo de Estados Unidos y Japón. En América Latina y el Caribe, China se ha consolidado rápidamente como una de las principales fuentes de Inversión Extranjera Directa.

Una oleada de inversiones chinas a la región latinoamericana se inició a mediados de la década del 2000, en respuesta a un aumento de los precios de los productos básicos, que hizo crecer la IED en las industrias extractivas en la región, especialmente en América del Sur.

Pero después de más de un decenio de fuerte crecimiento impulsado por América del Sur, las perspectivas de la IED en América Latina y el Caribe son ahora menos optimistas.

Algunos de los grandes proyectos de China en el subcontinente no han sido registrados en las estadísticas locales como inversiones de ese país. Por ejemplo, la compra por parte de Sinopec de 40% de Repsol en el Brasil, por 7,000 millones de dólares, se reportó oficialmente como una inversión de Luxemburgo por haberse canalizado a través de la filial china en esa nación europea.

En otro caso, la firma china de telecomunicaciones Huawei anunció en octubre del 2014 una inversión de mil 500 millones de dólares en México para los próximos años. Pero en el 2014, la Secretaría de Economía computó sólo 57 millones de dólares de llegadas de IED china a México; en el 2015, 30 millones, y el primer trimestre de este año, 10 millones.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();