Gobierno británico advierte sobre consecuencias del Brexit

Brexit

Londres prepara plan de emergencia en caso de que británicos digan si al Brexit.

Toma fuerza campaña del Brexit a tan sólo nueve días del memorándum.

Londres, Reino Unido, junio 15, 2016.– Cada vez aumenta más la ventaja de los partidarios del Brexit (British exit). Según la media de las últimas seis encuestas, un 52% de los ingleses está de acuerdo con la salida del bloque.

El ministro de Economía británico, George Osborne, ha señalado que subirá impuestos y recortará el presupuesto de educación y sanidad si hay un Brexit, provocando llamados a su cese y acusaciones de chantaje de los partidarios de salir de la UE.

La advertencia de Osborne se interpreta como la última carta del primer ministro David Cameron para influir en los votantes, justo cuando la opción de salir se afianza en lo alto de los sondeos del referéndum del 23 de junio.

Según la media de las últimas seis encuestas elaborada por la organización de opinión What UK Thinks, los partidarios del Brexit son el 52% y los de quedarse el 48%, descartando a los indecisos, que según la mayoría de sondeos superan el 10%.

Para el ministro, la salida de la UE sería la herida autoinflingida más extraordinaria. El periodo de negociación y firma de nuevos acuerdos comerciales golpearía al comercio y la inversión y traería muchos años de incertidumbre.

De llevarse a cabo el Brexit, 30 mil  millones de libras perderían las arcas públicas con la salida y por tanto habría que recuperar aumentando impuestos, recortando el gasto o ambas cosas.

Osborne avanzó que la mitad del dinero podría recaudarse con subidas de impuestos, enumerando aquellos que se verían afectados, y la otra mitad saldría de recortar.

Cabe recordar, que los otros 15 mil millones de libras mediante recortes podría significar una reducción del 2% de los presupuestos de la sanidad pública, la educación y la defensa.

En un signo de la purga que se avecina en el Partido Conservador gane quien gane, los colegas de Osborne avisaron de que su posición sería insostenible si pretende llevar adelante su plan.

Warren East, presidente de todo un símbolo de la industria británica, la empresa automotriz Rolls-Royce, también tomó partido en una carta dirigida a sus empleados, en la que defendió la permanencia en la Unión Europea: nuestros clientes, proveedores, y empleados se benefician de la pertenencia a la UE, y es del interés de la empresa que sigamos siendo miembros.

Europa representa un tercio del volumen de negocios de Rolls-Royce, que tiene entre sus clientes al fabricante de aviones europeo Airbus y a las aerolíneas Air France y Lufthansa. Además, tiene a 11 mil empleados en la Europa continental.

Mexican Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();