México pronostica mal precios de gas L.P

gas L.P.

En menos de dos años el gas L.P ha caído 32% sus ventas, mientras que las importaciones registran un descenso de 52%.

Precio de gas LP disminuye en EU y en México se eleva.

Ciudad de México, junio 21, 2016.- Los pronósticos de diversos empresarios y analistas económicos han sido totalmente erróneos, ya que apostaron a una baja del precio debido a la apertura a la importación de privados, como resultado el combustible se encareció 9.4% en hogares de la Ciudad de México entre 2014 y 2016.

Las ventajas de un gas LP más barato que llega de Estados Unidos se queda en manos de sus importadores y comercializadores y no en los bolsillos de los mexicanos.

En los hogares de la CDMX el precio de este combustible subió 9.4% entre 2014 y 2016, de acuerdo con el reporte “Precios a usuarios finales” de la Secretaría de Energía (SE).

En cambio en Estados Unidos el precio residencial del hidrocarburo cayó 36% en el mismo lapso, según la agencia de Administración de Información Energética (EIA), responsable de estos datos en dicha nación.

El alza en el precio en México es contraria a los pronósticos hechos por empresarios de la industria que estimaban que este año los precios bajarían hasta 30% con la apertura a la importación de privados.

Estas promesas se hicieron el año pasado con la previsión de que en enero de 2016 se abrirían las fronteras para el gas LP y habría entonces un recibo del energético más barato, pero sucedió lo contrario.

Aunque el precio bajó en Estados Unidos y ya se puede importar a México libremente, en el México no ha disminuido el costo.

En México el precio máximo de gas LP. es de 14.53 pesos por kilo, precio de referencia que se aplica al usuario final.

Grupo Tomza que dirige Enrique Zaragoza; Gas Nieto que lleva Sergio Nieto y Grupo Soni de Salvador Oñate están entre las empresas privadas de mayor tamaño que ya importan el combustible al país por barco o ducto.

Victor Figueroa, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas del Interior (Adigas), afirmó que pequeñas y medianas empresas también lo están trayendo, pero con semirremolques en el norte del país.

El empresario reveló que los descuentos ya están, pero para los grandes consumidores que son empresas e industrias que usan hornos en sus procesos, fundidores de vidrio, panaderías, las ladrilleras, y las grandes cadenas de comida como Sanborns y Vips.

Además aunque ya son seis meses desde que se abrieron las puertas a la importación privada, actualmente no todos los comercializadores tienen acceso al gas del extranjero.

La reforma energética impuso un esquema de precios máximos para el gas L.P., es decir es posible vender el gas a cualquier precio, mientras esté por debajo del límite.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) determinó que ése límite sea 30% superior al del promedio internacional, con lo que se buscaba que en México los privados pudieran venderlo por arriba del de Estados Unidos, pero por debajo del techo máximo nacional.

Por ejemplo, si se vende en México 10% por arriba del precio al que lo compran en Estados Unidos entonces estaría 20% por debajo del tope y tanto consumidores como comercializadores tendrían ganancias.

Este esquema funcionaría si los comercializadores vendieran por debajo del máximo, sin embargo, lo que sucedió es que se está vendiendo en el límite, lo que es contrario al propósito fijado por la CRE.

Mexican  Business Web

|
Suscríbase al Newsletter

Opina

*

 

genesis();