Refresco desplaza al consumo de leche materna

Es noticia vieja que México ocupa el primer sitio mundial en consumo de bebidas carbonatadas (refrescos, les decimos popularmente). La población mexicana, en su gran mayoría, se hidrata con bebidas azucaradas.

El problema de ingestión de bebidas azucaradas es tan grande que en varias comunidades del país están desplazando incluso la leche materna, alertó Abelardo Ávila Curiel, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

“Como no hay ninguna orientación, los niños están consumiendo refresco en biberón, desplazando la leche materna. No hay conciencia, nadie les dice el daño a la salud que ello produce” , dijo, pues ese patrón es causa importante de desnutrición y más tarde de obesidad.

Los niños, asentó, consumen una cantidad tremenda de bebidas azucaradas, porque en un solo refresco consumen 10 veces más de toda el azúcar que precisan en un día, y lo que hemos estimado es que el daño a la salud pone en grave riesgo toda la posibilidad de financiar a futuro el sistema nacional de salud.

“Estamos en unos niveles de consumo que generan graves problemas de obesidad, que a su vez originan enfermedades crónicas asociadas a ella, como la diabetes, los infartos, la aterosclerosis, además de muchos tipos de tumores malignos asociados a ese patrón de consumo. Sin duda es un problema muy importante y sobre el cual se tiene poca conciencia tanto de la magnitud como a los mecanismos de este problema y uno puede ver cómo en forma creciente se inundan todas las comunidades del país con esta oferta de bebidas.

Señaló como hay una ‘publicidad hostigosa’ que hace que los niños aún antes de aprender a hablar ya tengan capacidad para pedir, exigir y recibir este tipo de bebidas, por lo que urgió a concientizar a la sociedad para poner un freno a esa situación.

A su vez, Alejandro Calvillo, representante de El Poder del Consumidor, expuso que estamos consumiendo en promedio por habitante al año 163 litros de refresco.

Planteó que los mexicanos “somos los primeros consumidores de refresco y de agua embotellada, lo cual tiene que ver con la falta de disponibilidad de agua potable desde las escuelas a los espacios públicos a los hogares. La solución, expuso, pasa por la introducción de bebederos de agua en todas las escuelas y los espacios públicos, pues beber agua embotellada es pagar un costo extraordinario.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();