Consumo interno, buen primer trimestre

El consumo interno, medido a través de las ventas al menudeo, tuvo un trimestre inicial de año positivo, al crecer a una tasa anual de 5.4%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Dicho resultado respondió a la generación de empleo, el crecimiento del crédito al consumo, la mejora en la confianza del consumidor y la estabilidad de la inflación. Este buen desempeño es el más dinámico para un primer trimestre de los últimos ocho años.

Grupo Financiero Invex señaló en un análisis que “las ventas registraron una dinámica de crecimiento sólido, ante una recuperación económica que superó las expectativas. Durante ese lapso la confianza de consumidores se incrementó, debido la mayor estabilidad y fortalecimiento de la moneda, la recuperación del mercado laboral y un entorno de inflación a la baja”.

Analistas de Banamex señalaron que el resultado es consistente con un incremento anual de alrededor de 5% para el consumo privado en el trimestre.

“La tasa de crecimiento anual de 5.4% de las ventas minoristas en enero-marzo se benefició del efecto calendario del año bisiesto, sin este efecto las ventas crecieron 4.2% anual, una cifra aún favorable en comparación con el aumento de 2.2% del mismo periodo del año previo y con el 3.5% de todo el 2011”, afirmaron.

En Banorte-Ixe opinaron que las ventas de productos asociados con los bienes duraderos mostraron un mayor dinamismo durante los primeros meses del año, lo cual implica que el consumo de los hogares mexicanos ha presentado una recuperación importante. Estimaron que muy probablemente los consumidores hayan aumentado su gasto en el 1T12  motivados por un mejor entorno económico.

Sin embargo, debido a que en marzo, en particular, se moderó mucho el crecimiento respecto a meses previos (+4.3%), los analistas consideran que se podría estar moderando el crecimiento del mercado interno en el segundo trimestre.

En Invex opinaron que los datos de marzo permiten prever una desaceleración de la demanda interna durante el segundo trimestre del año como resultado una menor demanda externa, un clima de negocios deteriorado por la inestabilidad financiera y económica global y una mayor cautela entre consumidores.

Al mes de marzo, las ventas de las mismas tiendas registradas por la ANTAD avanzaron 6.1% y las ventas de automóviles 11.2% a tasa anual. Los datos de abril muestran que ambos indicadores crecieron únicamente 1.3% y 7.1% respectivamente, lo que permite anticipar que el ritmo de crecimiento de las ventas será aún menor al cierre de abril.

(Ricardo Vázquez – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();