E-commerce crece a paso lento

El miedo de dar datos y la baja bancarización son los principales obstáculos. Para 2011 se espera que crezca 28%.

México está rezagado por dos factores: uno es el miedo de algunos consumidores a compartir sus datos personales y ser vulnerables a robo de identidad; el segundo, la baja bancarización de los consumidores.

Según cifras de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), el comercio electrónico en México para 2010 representó de 36,500 millones de pesos, y se prospecta que para 2011 crezca 28%, es decir, 46,700 millones de pesos.

“En México, aún existe el reto de incrementar la penetración de usuarios de Internet; y por otro lado, el tema de la bancarización, dos de las razones por las que tenemos una brecha en comparación con Brasil”, dijo Francisco Ceballos, director de MercadoLibre.

La principal forma de pago en línea es a través de tarjeta de crédito con el 70%. Este formato solo representa 21% de las tarjetas en el mercado, mientras que el 57% son de débito, 18 millones de ellas no están habilitadas para compra en Internet, informó Carolina
Forero, directora de e-commerce Visa Latinoamérica y el Caribe.

En menor proporción van ganando terreno otras formas de pago como transferencias en línea, depósitos en ventanilla y pago a través de PayPal.

Nicolás Berman, vicepresidente de Publicidad en
MercadoLibre, apunta que el crecimiento del e-commerce no sólo depende
de que haya más personas bancarizadas, también es un reto para las PYMES
hacer la diferencia con ofertas que no encontraría el consumidor en el
mundo offline.

A veces los comerciantes piensan que deben hacer
fuertes inversiones en tecnología para colocar sus productos en
Internet, pero existen portales que tienen años de estar montados y
funcionando en la red, que ofrecen su plataforma para que cualquiera
pueda vender, tal es el caso de MercadoLibre.

“En MercadoLibre
apostamos a que crezca el e-commerce. Si alguien tiene una tienda y
quiere empezar a vender, MercadoShops es la opción; si quieren realizar
pagos de productos tenemos MercadoPago y el usuario puede hacerlo con
tarjeta de crédito, pagos online o bien puede pagar en las tiendas
Oxxo”, dijo Berman.

Otro ejemplo es la firma Pez Urbano, compañía
brasileña que empezó hace año y medio bajo un modelo de compras
colectivas. Ellos ofrecen a los negocios de una ciudad una herramienta
de marketing que le permite atraer clientes por Internet.

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web
genesis();