Subsidio a gasolinas, no tan bueno

Los subsidios que el gobierno inyecta a la gasolina benefician solo a 10% de la población, dicen expertos

Organismos internacionales y expertos señalan que los subsidios en México tienen un impacto negativo. Uno de ellos es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que emitió una recomendación para la eliminación gradual de los subsidios por su carácter regresivo y su impacto ambiental.

Ante estas recomendaciones, el gobierno federal ha implementado desde unos años atrás el aumento gradual en el precio de combustibles, que durante la presente administración alcanza el 40%.

Solo durante el primer trimestre del año pasado se otorgaron 14,734 millones de pesos al subsidio de gasolinas, cantidad superada por la cifra de este año, que llegó a 50,153 millones de pesos de un presupuesto total asignado de 51,269 millones de pesos, es decir, 340% más, según informes de la Secretaría de Hacienda.

La dependencia tenía previsto ejercer 6,349 millones de pesos para el primer periodo trimestral, sin embargo, debido a los altos precios que registra el petróleo en el mercado internacional, solo quedan 582 millones del presupuesto total establecido. Además, las ganancias obtenidas por el erario federal gracias los impuestos cobrados a consumidores de gasolinas se redujeron al pasar de 5,242 millones de pesos a 5,230 millones.

En 2008, el subsidio a las gasolinas se ubicó en una cifra histórica, por encima de los 200,000 millones de pesos, y para 2011 la cifra alcanzó los 166,000 millones de pesos -de un presupuesto de 35,000 millones.

Sin embargo, una de las desventajas que genera mantener los subsidios a energéticos es la necesidad de asegurar la obtención de recursos, su impacto ambiental, que no aporta beneficios al sector de la población que realmente lo requiere y que los impuestos generados se gastan en algo que no aporta ayuda alguna, según señaló Marco Cancino, consultor de Inteligencia Pública en una entrevista con el diario Reforma. Aseguró además que el 70% de los subsidios a las gasolinas, gas LP y electricidad, son aprovechados solo por el 10% de la población con mayores ingresos del país.

Varios expertos, funcionarios y académicos, coinciden en la necesidad de crear un subsidio directo que, mediante una transferencia de recursos a la población de menores ingresos, garantice su acceso a los energéticos, esquema también propuesto por la Estrategia Nacional de Energía 2012-2026, ya que los recursos asignados benefician solamente al 10% de la población.

De acuerdo con un estudio del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) por cada peso que se gasta en el subsidio a gasolinas, la población de menores recursos obtiene solo 4 centavos.  Pero, por ahora, no se harán modificaciones al esquema de ajuste de las gasolinas, según informó recientemente el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();