‘Diablitos’, pérdidas por 30,000 mdp

El robo de energía le cuesta a la Comisión Federal de Electricidad 30,000 millones de pesos al año.

Entre el uso de ‘diablitos’ y el ambulantaje, el robo de energía llega a costar 30,000 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa paraestatal que genera y distribuye energía.

En general, se calcula que el uso de ‘diablitos’ cuesta alrededor de 30,000 millones de pesos a la CFE, según afirman los presidentes de la Asociación Nacional de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico (ANCOMEE), José Luis Guasco Zúñiga y Jaime Salazar Figueroa.

Salazar Figueroa informó que hay aproximadamente 94,700 conexiones irregulares de luz.

Entre los estados con mayor robo de energía se encuentran: Guerrero, Distrito Federal, Estado de México, Querétaro y Tlaxcala. Además, 32% del robo de electricidad se concentra en la zona centro, particularmente en la ciudad de México y Zona Metropolitana.

En esta zona se concentra 92% de la energía que se roba, y donde las pérdidas ascienden a 9,000 millones de pesos al año.

Es común que tanto autoridades como personal de la CFE lleven a cabo operativos para eliminar el robo de luz, como el ocurrido el pasado primero de junio en la zona de Tacuba, al norte de la ciudad de México, de donde se retiró un ‘megadiablo’ formado de 350 ‘diablitos’ conectados a un transformador de 112.5 kilovatios.

En Querétaro, estado que ocupa el noveno lugar en robo de luz, los costos ascienden a más de 750 millones de pesos al año debido a la regularización de mercados. En esta entidad, el material eléctrico “pirata” ha alcanzado ventas por 150 millones de pesos, según afirmó Jaime Salazar.

Por ejemplo, en la zona de Durango, los ‘diablitos’ costaron a la Comisión alrededor de 300 millones de pesos, según afirmó el superintendente de la CFE División Norte, Andrés Corral Armendáriz para el Siglo de Durango.

Sin embargo, acciones de la CFE, como el “Programa Ciclo Limpio”, buscan detectar y regularizar este tipo de conexiones. En un comunicado, la Comisión informó que se recuperaron 802.35 millones de pesos a partir de las 820,000 verificaciones en los servicios eléctricos.

Como resultado, se identificó que el 20.2% de las conexiones eran irregulares. Es decir, en 165,934 servicios, una cifra que equivale a 463.28 Gigawatts, la medición señalaba un registro del consumo menor.  Dos de los servicios irregulares pertenecen a una empresa transnacional que usaba dispositivos de alta tecnología para el robo de energía. El adeudo de uno de los servicios asciende a casi 49 millones de pesos.

Varios expertos coinciden en que el robo de energía eléctrica es más recurrente en la periferia de las grandes ciudades y en zonas donde se llevan a cabo actividades de comercio informal o ambulantaje.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();