Mercado interno automotriz, con potencial

El mercado interno de autos debe crecer a 1.8 millones de unidades para generar 350,000 empleos y competir contra Brasil y Argentina.

Si el mercado automotriz se mantiene dinámico y logra duplicar su producción con la colocación de un 1.8 millones de unidades, se crearían alrededor de 350,000 empleos directos e indirectos y se elevaría la competitividad frente a países como Brasil o Argentina.

En México, se podrían crear alrededor de 350,000 empleos directos e indirectos si se logra superar los niveles de ventas actuales, que apenas rebasan los niveles que tenía la industria en 2001.

Actualmente en el país se comercializan 8 autos por cada 1,000 habitantes, la misma cantidad que se colocaba en el mercado interno brasileño durante 2005. Actualmente, tanto en Brasil como en Argentina se comercializan entre 18 y 20 vehículos por cada 1,000 habitantes, mientras que en Europa la cifra alcanza 45 unidades.

A pesar de que el sector automotriz exportó 29% más que las exportaciones petroleras en 2011, y el 84.5% de lo producido en el país, hace falta un mercado interno más fuerte, según señaló Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Solís mencionó que estados como Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro han crecido de una manera importante para el sector, sin embargo, aún falta para alcanzar al mercado interno brasileño, cuyo mercado interno coloca 3 millones de unidades al año.

La caída estructural de 2005, y la caída coyuntural de 2008, entre otros factores, han frenado el crecimiento del mercado interno mexicano, pues aun no se superan los niveles previos a la crisis de 2008, cuando se colocaba un millón de unidades, frente a las 900,000 que se colocaron al cierre de 2011.

Uno de los problemas que más afecta a la industria automotriz mexicana es la importación de autos usados no nacionales, que generan una sobreoferta y la crisis del mercado interno.

El año pasado, cerca de 600,000 autos usados no nacionales se comercializaron en el país, lo que, señala el presidente de AMIA, genera rigideces en la cadena de competitividad y una caída de hasta el 30% en el precio de los vehículos.

De los autos usados que se importaron en 2010, 200,000 ingresaron gracias a amparos, y en 2011 la cifra aumentó a 350,000.

México, octavo fabricante automotriz a nivel mundial, cuenta con plantas ensambladoras en 13 estados, un sector de autopartes distribuido en 26 estados. Además, en el país, la industria automotriz representa el 19.8% del PIB manufacturero, un mercado de 32,051 millones de dólares netos según datos del Banco de México y alrededor de un millón de empleos.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();