Daimler Trucks, nueva planta de 300 mdd

México le ganó esta mano a Brasil. Daimler Trucks tendrá una nueva planta de transmisiones para camiones. La sede, por definir.

Daimler Trucks México, la división de camiones del corporativo alemán que posee marcas como Frightliner y Mercedes Benz, anunció la construcción de una nueva planta de producción de transmisiones para camiones pesados en
nuestro país.

La inversión en la nueva planta sería de alrededor de 300 millones de dólares, reveló Gerhard Gross, presidente y director general de Daimler Trucks para México.

Esta nueva planta se perfila en México luego de que se descartara a Brasil, por el negro panorama económico que el gigante sudamericano tiene por delante, aunque aclara que siguen latentes Estados Unidos
y Canadá.

El lugar de la planta de transmisiones aún no está definido, pero no sería en Saltillo, donde tienen otra fábrica ensambladora de camiones, ni en la zona norte del país, puesto que quieren exportar a otras partes en el mundo y no sólo a Estados Unidos, como ocurre actualmente, por lo que aclara, sería necesario estar cerca de puertos marítimos y puertos interiores.

“También queremos exportar, necesitamos cercanía hacia puertos, trenes… Saltillo está bien para ensamblar los camiones y mandarlos a EU pero si quieres llegar a otros países, el Bajío es una buena opción. Está muy caliente, muchas empresas están ahí, es una buena opción, pero no es la única”, comentó el ejecutivo alemán.

Gross ahondó que el plan que tiene para México es que aquí se construya gran parte de los camiones que hoy solamente se ensamblan en sus dos plantas en el país, la de Saltillo, Coahuila, y la de Santiago Tianguistengo, en el Estado de México.

De hecho, el plan de tener un camión casi totalmente mexicano comenzó a materializarse con la ampliación de la planta de Saltillo, donde ahora también se construyen ejes, y una vez que se logre abrir la planta de producción de transmisiones, el siguiente paso sería una planta de motores.

La infraestructura para construir ejes requirió una inversión de 7 millones de dólares, y está operando a partir de este año, a un paso pausado, pero constante, aunque no ha sido inaugurada oficialmente.

“Lo que me gustaría producir en México en los siguientes años, después de ejes, desde luego son transmisiones y, en algún momento, motores, con lo que me gustaría tener todo un tren motriz hecho en México: ejes, transmisiones, motores, base de ensamblaje de todo el camión”, señaló Gerhard Gross.

Daimler Trucks le ha sacado buen provecho a su presencia en México. De enero a mayo de este año, reportó una producción de 29,172 unidades entre las dos plantas, 55% de la producción nacional, y de las cuales 26,250 fueron para exportación, que a su vez representan 64% de la exportación nacional en ese segmento.

Estos números representan un incremento de 25.18% respecto a las 23,304 unidades producidas en el mismo periodo de 2011.

También en el mercado interno Daimler Trucks es líder. De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), de enero a mayo de este año se vendieron 2, 618 unidades en los diferentes segmentos donde participan, 36% arriba de lo reportado en el mismo periodo de 2011, mientras que la industria en total reportó un incremento de 9.5% en el mismo periodo.

(Con información de Excélsior)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();