Bancos y telefónicas, por desaparición del efectivo

La apuesta es que el proceso de inclusión de un mayor número de personas al servicio bancario sea más rápido basados los 90 millones de teléfonos celulares que hay en el país sobrepasa los 40 millones de mexicanos que tienen un servicio bancario.

Realizar operaciones bancarias a través de un teléfono celular no es una moda sino una nueva tendencia en la manera de “hacer banca”, coinciden especialistas. Sobre todo, dicen, bajo la firme convicción de que en algunos años se reducirán seriamente los pagos con dinero en efectivo.

Las instituciones encontraron en este mecanismo la manera de ganar clientes sin hacer fuertes inversiones en infraestructura y para las firmas de telefonía celular, es una forma de ampliar sus servicios con la misma plataforma tecnológica con la que ya cuentan, estima Gabriel Pérez del Peral, director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana (UP).

Hasta el momento, Banamex, BBVA Bancomer e Inbursa han anunciado alianzas con compañías de telefonía celular para que sus clientes puedan hacer operaciones como consulta de saldo, transferencias, pagos de productos y servicios, así como retiro de efectivo a través de su teléfono móvil. Para esta última acción hay un tercer aliado que son las tiendas comerciales, las cuales proporcionan el efectivo.

Ello es posible debido a que recientemente se modificaron las reglas del sistema financiero para permitir abrir cuentas bancarias fáciles y de bajo monto. Es en estas cuentas donde un cliente deposita recursos para luego, con el uso del celular, se realicen pagos o envíos de dinero a otras cuentas.

En el caso de Banamex e Inbursa, firmaron un convenio con Telcel para que sus 19 millones de clientes del primero y los 8 millones del segundo puedan hacer movimientos desde su teléfono celular de esta compañía.

“El objetivo es ofrecer servicios bancarios a quienes hoy son usuarios de Telcel y que no son usuarios de la banca. Se trata de aproximadamente 65 millones de tenedores de una línea de celular de este proveedor de los cuales, 50% no son clientes de bancos. Una persona puede introducir hasta 7,000 pesos mensuales a su cuenta y operar con ellos”, dice Manuel Medina Mora, presidente y director general de Citi en México y Latinoamérica.

Para Marco Antonio Slim, presidente del consejo de administración y director general de Grupo Financiero Inbursa, con la alianza se adelantan a lo que será una realidad: la desaparición gradual de la moneda y la sustitución por pagos electrónicos.

BBVA Bancomer firmó una alianza con Coca-Cola Femsa para que sus clientes, que son pequeños comercios generalmente no bancarizados, abran una Cuenta Express, que es la cuenta de fácil apertura que ofrece la institución financiera y puedan hacer pagos del producto con tan solo enviar mensaje desde su teléfono celular. Hoy, los repartidores hacen el cobro a los tenderos con efectivo.

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se espera que en los próximos meses un mayor número de instituciones financieras se sumen a la posibilidad de ofrecer cuentas de fácil apertura las cuales se operen desde un teléfono celular.

(Marilú Rubio/Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();