5 de cada 10 personas laboraron en la economía informal

 

Con excepción de Chihuahua, en el resto de los estados del país al menos 5 de cada 10 personas laboraron en la economía informal durante el primer trimestre del 2011, fenómeno que vulnera el tejido social y económico nacional, reveló un análisis de Aregional.

Según la consultoría, la economía subterránea -como también se le conoce- alcanzó a más de 60% de la población ocupada en 25 entidades y en tres alcanzó incluso más de 70%: Tlaxcala (73.1%), Guanajuato (72.6%) y Puebla (71 por ciento).

A diferencia del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que define a la economía ilegal como aquellas actividades de mercado que operan a partir de los recursos de los hogares, pero sin constituirse como empresas, Aregional basó su estudio en dos grandes vertientes: características de la unidad económica donde se labora y particularidades de las actividades que realiza la población ocupada.

En el primer rubro incluyó tres variables: lugar de trabajo -si es fijo o itinerante-, contabilidad y registro ante la autoridad fiscal -control de ingresos y gastos, así como pago de impuestos- y tamaño de la empresa -chica, mediana o grande.

En la segunda vertiente analizó también tres características: remuneración y prestaciones -si reciben un salario y los beneficios estipulados por la ley, acceso a la salud y si laboran con contrato escrito de por medio.

Según el estudio titulado “Más de 70% de la población ocupada en Puebla, Guanajuato y Tlaxcala dentro de empleos informales”, 63.2% de la población del país de 14 años o más se empleó en actividades no formales, es decir, cerca de 28.6 millones de personas que tienen una fuente de ingresos caben dentro de esta categoría.

Bajo la medición del INEGI, en cambio, el fenómeno apenas alcanza a 28.9% de la población con trabajo, esto es, alrededor de 13.4 millones de habitantes.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();