Se recupera la producción minero-metalúrgica

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), revelan que el sector minero en México se recupera ante la dinámica de la plata que avanzó 18.6% en mayo, así como el cobre que repuntó 4.2% y el zinc que mejoró su producción en 7.1%.

Aunque en lo que va del año se observa una importante pérdida de dinamismo en el ritmo de crecimiento de la producción, en mayo se observó el mejor incremento anual de los últimos tres meses reportados.

La dependencia informó que de enero a mayo el índice de volumen físico de producción acumuló un crecimiento de 4.2% respecto a igual periodo del año previo, encabezada por el cobre con 14.4% anual; el yeso acumuló un avance de 13.6% en su producción; el plomo mejoró en 13.3% su ritmo de crecimiento; la plata hizo lo propio en 11.9%; el azufre 9% y finalmente el oro con un incremento de su producción de 6%.

El futuro en la demanda de metales, tanto de los preciosos como de los industriales ferrosos depende mucho del ritmo de actividad económica internacional. En los últimos años, aunque el crecimiento mundial ha sido lento, la dinámica de China y la India empujaron al alza la demanda de metales, junto con la fuerte volatilidad financiera internacional.

Para la segunda mitad del 2012, con la pérdida de dinamismo de Estaos Unidos, China será el principal estimulo en la producción de cobre mundial para hacerle frente a su intenso programa de urbanización e industrialización.

Por lo que respecta  a los metales preciosos, en la medida que se mantenga la incertidumbre financiera internacional por los riesgos vigentes de Europa, continuará elevada la demanda de metales preciosos.

Además de la demanda externa, la producción del sector también dependerá del incremento en la capacidad instalada de las mineras instaladas en México, las cuales han realizado fuertes inversiones en exploración, ampliación y nuevos proyectos mineros.

(Ricardo Vázquez-Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();