Mercados financieros: ¿Más o menos regulación?

En 2008 el efecto desastroso que el uso de derivados tuvo en compañías como Comercial Mexicana y Bachoco, originó discusión en el Congreso  y los medios sobre la necesidad de una ley de derivados – inexistente en México – para evitar tales sucesos. Como tantas cosas dichas en medio de una crisis, la idea perdió fuerza después de unas semanas y, obvio, nada se concretó. Mientras tanto, la misma crisis dio lugar a que en el año 2010 el Congreso norteamericano aprobara una de las leyes de más largo alcance en la historia, destinada a regular los mercados financieros: la ley Dodd-Frank. Dicha ley contempla, entre otros, justamente la regulación de las operaciones OTC de derivados.

En la reciente “Risk Management & Trading Conference”, organizada por RiskMathics, el tema de la regulación financiera fue ampliamente discutido, tanto en las conferencias y talleres, como en mesas redondas que reunieron bancos, traders, académicos y representantes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)

¿Es necesario “poner en línea” las regulaciones financieras de los diversos países?

Marco Avellaneda, del Courant Institute de la NYU señaló que los bancos suelen realizar “arbitraje regulatorio”, reasignando capital entre países con mayores y menores restricciones para operaciones de alto riesgo. Tal practica puede contribuir a la inestabilidad de los mercados, y expone a los bancos a asumir riesgos desproporcionados, en busca de ganancias. La sincronización regulatoria es necesaria para evitar que dichas prácticas generen detonadores de crisis financieras.

¿Es importante que  la regulación mexicana este a la par de la del resto del mundo?

Absolutamente, coincidieron expertos, la regulación tiene por objetivo garantizar seguridad y liquidez a los mercados, por lo que si México no tiene una regulación a la altura de la del resto del mundo, tal diferencia puede hacer al país menos competitivo como destino de inversión, señaló Ronald Filler, quien fuera director de Capital Markets en Lehman Brothers.

¿Significa que los modelos regulatorios internacionales deben aplicarse tal cual en México?

No necesariamente, funcionarios de la CNBV señalaron como los modelos presentados a las autoridades, particularmente por bancos internacionales, no siempre se adaptan a las condiciones del mercado nacional, razón por la cual no son aprobados en forma tan expedita como los bancos quisieran. Asimismo, los mismos funcionarios señalaron como en ocasiones la CNBV es presionada por organismos de otros países , p. ej. España, para aprobar regulaciones específicas.

¿Está la regulación mexicana atrasada con respecto a los estándares internacionales?

Sí y no. La ya mencionada Ley Dodd-Frank incluye la “innovadora” protección a los consumidores de los servicios bancarios; concepto similar a lo que en México existe desde hace años a través de la CONDUSEF. Asimismo, la implementación en México de Basilea III – el otro gran bloque de regulación bancaria internacional   – se encuentra bastante avanzado en México, señaló Abraham Izquierdo de Scotiabank.

Sin embargo, México sigue sin contar con una ley de derivados. En ocasiones se señala que lo bajo del volumen operado en dicho mercado no justifica una regulación específica. La cuestión será determinar si es necesario esperar a que el volumen  – y los errores asociados naturalmente a ello – justifiquen hacerlo o sería mejor tomar un enfoque pro-activo que evite “eventos” como los de Comercial Mexicana o Bachoco.

+El autor es Director de Comunicación de RISKMATHICS. Mayor información: www.riskmathics.com  twitter: @RiskMathicsFI

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*