KPMG recomienda “deuda” como apoyo a medianas empresas

Mediante el programa “Mercado de Deuda para Empresas”, la Secretaría de Economía impulsa la institucionalización e instalación de Gobierno Corporativo en empresas a través de pago de servicios profesionales, equipamiento y sistemas que ayuden a fortalecerla, y de esta manera impulsar la emisión de deuda por parte de las unidades económicas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La empresa candidata a emitir deuda se verá beneficiada al presentársele un abanico de posibilidades de financiamiento, en donde la entidad económica decidirá la que le favorezca para el desarrollo y crecimiento de ésta.

Los conceptos que la SE pretende financiar son cuatro:

  • Servicios Profesionales: Gobierno Corporativo, documentación de procesos, finanza corporativas, auditoría y servicios jurídicos.
  • Sistemas tipo Enterprise Resource Planning (ERP): licencias software, hardware y consultoría; excepto sistemas Costumer Relationship Management (CRM).
  • Calificación de deuda realizada por alguna de las calificadoras reconocidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
  • Costos de emisión: cuotas de BMV, cuotas de la CNBV, intermediarios financieros, entre otros.

El monto máximo que será financiado por empresa será del 90% del costo total, o hasta 10 millones de pesos. Para la operación de dicho programa, la Secretaría de Economía destinará recursos a través del Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural (Focir), el cual administrará los recursos en conjunto con la Asociación Mexicana del Capital Privado AC (Amexcap).

KPMG, firma dedicada a los servicios profesionales, afirmó mediante un estudio que la colocación de deuda es una actividad delicada, debido a que más del 50% de los directivos que han tenido la experiencia de realizar una colocación de deuda descuidan las necesidades del negocio.

Es importante contar con ejecutivos capaces de monitorear las necesidades del negocio con el apoyo de un tercero que cuente con la experiencia en colocación de deuda, mientras dichos tomadores de decisiones vuelven atractiva a la empresa para posibles inversionistas, indicó el estudio de KPMG.

Además, el análisis de la firma apunta que dicho proceso se puede dividir en dos fases; la primera de “Preparación de la estructura corporativa” y la segunda de “Estructuración de la oferta de valores”.

Donde la primera fase debe verse como una inversión que fortalecerá internamente a la empresa, mientras que la segunda fase definirá cual será la estructura de salida en términos del tipo de instrumento de deuda que se utilizará, el plazo, garantías y el ente económico emisor.

Para garantizar un proceso de colocación con los mayores beneficios, es importante que las empresas preparen su estructura corporativa identificando las áreas de oportunidad en cada uno de los cuatro aspectos fundamentales de los que hablamos anteriormente, los cuales ayudan a proyectar el valor justo de su negocio, indica el estudio.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();