México lidera deserción universitaria: OCDE

En México, el 38% de los estudiantes que logran ingresar a la educación universitaria no terminan sus estudios, lo que coloca al país como el de mayor índice de deserción de los integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El mismo porcentaje de abandono lo registra Turquía, por lo que ambos países comparten el primer lugar en dicho indicador, seguidos de Suecia y Portugal, con 36 y 31%, respectivamente.

Los países que registran menor índice de deserción, de los pertenecientes a la OCDE, son Alemania, Finlandia y Países Bajos, con 4.03, 0.45 y 0.07%, sucesivamente.

Además, Estados Unidos registra una tasa de deserción de 20%, Corea del Sur 16.5%, Japón 9.2%, Reino Unido 7.8% y España 6.7%.

Francisco Miranda, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales México (Flacso), aseguró que la deserción que se presenta en jóvenes que pertenecen a familias de alto poder adquisitivo se debe a la reprobación de asignaturas, mientras que en alumnos que son integrantes de familias de escasos recursos, el abandono se presenta por falta de dinero para útiles escolares, transporte o materiales.

El embarazo en las mujeres jóvenes es otra de las causas del abandono escolar, esto no sólo es exclusivo de las mujeres estudiantes, sino de los padres del futuro bebé.

Por otro lado, Miranda afirmó que el otorgamiento de becas a estudiantes no es suficiente para contrarrestar este fenómeno, sino la prioridad está en encontrar una vía para destrabar los problemas de formación docente y de participación social, así como el apoyo y acompañamiento integral a los profesores, que son las piezas clave en la formación de los jóvenes.

Para evitar la deserción universitaria es imperativo construir un espacio que medie y articule la realidad de la escuela, con la vida social, cultural y familiar de los estudiantes sin quitar peso a la formación educativa.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();