Las expectativas económicas de los financieros caen

 

Temas como políticas gubernamentales, fragilidad económica, competencia y precios de los insumos, son las principales preocupaciones que las empresas tienen en términos de crecimiento y son las razones por las que las expectativas que sus directores financieros tienen de la misma organización han caído marcadamente. Cerca del 40% de los directores de Finanzas reportan optimismo este trimestre en comparación con el 62% mostrado el trimestre anterior.

Así lo revela el reciente estudio de Deloitte: “CFO Signals. Lo que los ejecutivos de Finanzas de América del Norte están pensando y haciendo”. El estudio de la consultora apunta que pese a que los pronósticos financieros positivos siguen, la mitad del creciente pesimismo de estos ejecutivos se debe principalmente a problemas internos de las compañías.

Una de las cosas del estudio que llama mucho la atención es que buena parte de las compañías encuestadas ven en las decisiones gubernamentales y el impacto de estas, un potencial impedimento en sus planes de crecimiento. En opinión del 50% de los encuestados, las políticas sociales constituyen uno de sus principales focos de atención y cerca de la misma proporción ubica a las políticas ambientales en el mismo contexto.

En lo que respecta al tema de inversiones, más allá de las preferencias de los ejecutivos por dinero en caja y liquidez, su temor se centra en las inversiones actuales de la compañía. Arriba del 40% de ellos dice estar preocupado por sus niveles de inversión más de lo que estaba hace tres años, y un 49% muestra mayor inquietud por la calidad de dichas inversiones.

Esto vislumbra el creciente interés por el actual clima de negocios y la eficacia a largo plazo de las inversiones que actualmente se están llevando a cabo.

En materia de precios, el documento señala que los directores financieros encuentran retos importantes en sus estrategias de precios, influidas por recientes incrementos en los insumos, así como por menor demanda de los consumidores y una agresiva competencia en algunos sectores.

La encuesta concluye que el crecimiento sigue siendo la principal prioridad de las organizaciones y que las rápidas ganancias pos recesión parecen haber quedado atrás.

El foco estratégico de muchas empresas se ha movido hacia el crecimiento en ventas en lugar de la reducción de costos; los ejecutivos señalan que más del 50% de sus objetivos de negocio están en el incremento en ventas y los niveles de inversión, aun cuando son menores que el trimestre pasado, están consistentes de esta tendencia.

(Marisol Rueda – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();