FMI ve con buenos ojos a México

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) apoya la continuación de reformas económicas y fiscales en México y prevé un crecimiento del 4.5% este año y del 4.1% en 2012, según un informe de la entidad publicado. Esta evaluación del FMI fue realizada antes del recrudecimiento de la crisis de la zona euro y de la rebaja el viernes en la calificación de la deuda estadounidense.

El informe apunta: “Las perspectivas a corto plazo están respaldadas por la recuperación continua prevista para Estados Unidos y el fuerte crecimiento de la demanda interna”. El Fondo proyecta un déficit de cuenta corriente del 1% del Producto Interior Bruto (PIB) este año, un aumento moderado.

México, un país que se recuperó rápidamente de la crisis financiera de 2008, mantiene una Línea de Crédito Flexible (LCF) del orden de 73,000 millones de dólares con el Fondo, a título precautorio, frente a la posibilidad de más vaivenes financieros internacionales. Esa LCF “constituye un seguro útil para hacer frente a riesgos globales extremos potenciales”, destacó el Fondo en dicho informe.

Tras la visita técnica de revisión de cuentas, algunos de los directores del Consejo de Administración del Fondo hicieron hincapié en que “una mayor acumulación de reservas internacionales podría formar parte de la estrategia de México para poner término a dicha línea de crédito, en tanto que otros opinaron que la cobertura de las reservas es adecuada”.

Sin embargo, una desaceleración prolongada en el crecimiento de Estados Unidos sería una “carga sustancial” para la economía de México, dijo el Fondo. “México podrá contener las inestables condiciones de los mercados en Europa, pero una alza de la aversión global del riesgo podría afectar incluso créditos sólidos como el de México”, señaló el FMI en su revisión anual sobre la economía mexicana.

En tanto, Barclays Capital y Goldman Sachs recortaron sus pronósticos de crecimiento para México. Ambas corredurías coinciden en que México sufrirá el mayor impacto de la lenta actividad de Estados Unidos el año próximo.

Goldman Sachs considera que el efecto del deterioro económico de EU se sentirá este mismo año en el PIB mexicano. Tal como lo explicó Alberto Ramos, analista en GS, el crecimiento del PIB sería este año de 4.1% en vez de 4.4% estimado anteriormente.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();