Entretenimiento en México sale caro

 

El costo para asistir al teatro, cine, centro nocturno o para adquirir películas, revistas o juguetes es un entretenimiento que resulta caro para el bolsillo de los mexicanos.

En los últimos cinco años, el costo por un servicio o compra de algún artículo aumentó cuatro veces más que el salario real. Cifras del Banco de México (Banxico) así lo destacan, donde la inflación acumulada en el sector del entretenimiento de diciembre de 2006 a junio de este año, fue de 12.52%.

Sin embargo, en el mismo periodo, el salario mínimo real -aquel que considera la inflación- sólo aumentó 2.94%. Algo similar sucedió con la remuneración media de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la cual sólo se incrementó 2.91% a mayor del 2011.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la población de menores recursos dedica sólo 0.43% de su capital al entretenimiento en promedio, mientras que las personas de mejor posición, hasta 4.91%.

“La diversión es de los rubros que más castiga la gente cuando se ve en aprietos económicos”, comentó el analista de DerFin, Rubén Domínguez.

Ejemplificó que una familia de cuatro miembros en lugar de gastar 500 pesos en el cine, prefiere comprar una película pirata de diez pesos o bien ir al parque.

El precio del boleto del cine subió 15.59% a junio de 2011, sin considerar los gastos en dulcería y estacionamiento. Lo anterior es importante debido a que ir al cine está dentro de los 80 productos que Banxico engloba en la canasta básica de consumo.

Las personas que gustan de los espectáculos deportivos, pagan 21.22% más que antes. Por su parte, las tarifas de hoteles subieron 16.29%, mientras que los paquetes turísticos lo hicieron 6%.

(Excélsior)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();