Futuro y ahorro, ¿en qué piensan los mexicanos?

 

Los mexicanos confían más en que Dios o sus hijos les ayudarán a enfrentar la vejez que su propio ahorro, revela la Encuesta sobre Cultura del Ahorro elaborada por la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Amafore).

Un 49% de los entrevistados afirma que esperan que en el futuro sus hijos sean los responsables de su manutención, es decir, están totalmente de acuerdo con la frase “en el futuro mis hijos verán por mí, como yo he visto por ellos”, señala el documento de la Amafore.

La muestra, donde se seleccionaron 8 entidades federativas y 27 localidades, indica que el 62% de los mexicanos no ha planeado su futuro y está de acuerdo con la frase “Dios me ayudará cuando sea una persona mayor”.

La encuesta fue aplicada del 12 al 18 de marzo de 2011 en 2 mil hogares mexicanos, y trata de dar cuenta del pensamiento de sus ciudadanos sobre la jubilación y el retiro.

En las familias mexicanas no aparece la palabra futuro, ya que se ahorra para gastar el dinero en un promedio de 3 a 4 años.

Por si fuera poco, se utiliza el “colchón” como alcancía.

En el ejercicio metodológico se reflejó que 94% de los hogares mexicanos que ahorran, lo hacen para cubrir sus necesidades inmediatas como comprar algún terreno, cubrir imprevistos, un automóvil, vacacionar, hacer una fiesta o casarse. Sólo 6% lo hace para tener dinero en su etapa de retiro.

La encuesta detalla que un 57% declara que sí tiene el hábito de ahorro. De ese universo, 35% tiene su dinero en “guardaditos” en casa o alcancías, 30% en cuentas bancarias, 25% en cajas de ahorro de su trabajo, 17% en tandas, 9 en cuentas de inversión, 5% en cajas con amigos y el resto en otros medios.

Inconscientemente, revela la encuesta, se muestra una idea muy arraigada de que en el futuro las necesidades se solventarán aunque no se haga en el presente un esfuerzo real para conseguirlo.

Revertir esta idea, indica en sus conclusiones el estudio de la Amafore, representa una gran área de oportunidad que requiere concientizar sobre el tema del control asociado a la planeación, lo que necesariamente conducirá a la modificación de actitudes, creencias, y sobre todo, conductas.

(Reforma / Fabiola Galván / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();