Gasto en salud merma a familias con menores ingresos

El 26% de los hogares en México no cuenta con ningún tipo de afiliación a alguna institución del Sector Salud, reveló la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) dentro del estudio “El gasto de bolsillo en servicios de salud: presiones presupuestarias para los hogares mexicanos”.

El ENIGH reveló que el 30% de las familias tiene al menos un integrante afiliado al Seguro Popular de salud, mientras que el 36% al menos un integrante está afiliado a alguna institución de salud (IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena o Semar).

El 51% de los hogares ubicados en el quintil de menores ingresos tiene el acceso a la salud mediante el Seguro Popular, mientras que el 33% asume esa cobertura con gastos de su propio bolsillo, aseguró Marisol Luna.

Por tanto, si una familia se ve obligada a cubrir el costo de atención de salud de alguno de sus integrantes, reducirá su capacidad de cubrir necesidades básicas como alimentación, vivienda, educación, entre otras.

El estudio revela que el gasto de bolsillo en salud y educación tiende a restar recursos para el desarrollo económico. Además de que aumenta la pobreza, reduce la productividad y por lo tanto la competitividad del país.

ENIGH advierte que la mayor contribución a la intensidad de la pobreza está en las carencias asociadas con el acceso a la seguridad social y en segundo lugar a los servicios de salud, con 32.7 y 20%, respectivamente. Lo anterior de acuerdo al último informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

La mayor parte de la proporción de gasto se utiliza en la compra de medicinas, principalmente en los tres primeros quintiles de ingreso. Para los hogares con seguridad social, la mayor parte del gasto se va a la consulta externa, lo cual está asociado con la insatisfacción en la calidad de los servicios públicos, puntualizo Luna.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();