Protección contra el clima y el vandalismo

Las puertas del Teatro de la Ciudad, Esperanza Iris fueron recubiertas para protegerlas de las inclemencias del clima y del vandalismo.

“El estado del daño de ambas puertas era avanzado”, refirió Marisol Cosío, de Marketing y Comunicaciones de Eastman Chemical Company, la empresa encargada de participar en la protección del gran portón.

Se desconoce la antigüedad precisa de las puertas. Las fechas aproximadas citadas datan entre 1960 y 1980. La ubicación del inmueble y su orientación sometieron a la madera a drásticos cambios que la dañaron. “Para protegerlas se creó un ‘sistema’ (pintura) desarrollado por Eastman Chemical y Sayer Lack”, explicó Cosío.

Eastman Chemical aportó el aditivo (Texanol) y Sayer Lack la pintura para crear un ‘sistema’ ex profeso para el resguardo de las puertas. “Una pintura de uso normal no hubiese sido suficiente, por ello se creó algo específico”, abundó Cosío.

Anteriormente, Eastman Chemical participó en la protección del Ángel de la Independencia y de la cúpula central del Palacio de Bellas Artes. En ambos casos la empresa proveyó soluciones químicas para preservarlos.

El próximo proyecto de Eastman Chemical también ocurrirá en la ciudad de México. “Hay artistas que quieren utilizar este tipo de pinturas. Por ejemplo, Raymundo Sesma, artista contemporáneo mexicano de renombre internacional, hará una intervención (renovación) en la fachada del Museo de Arte Moderno. Este proyecto podría ocurrir en 2012”, concluyó Cosío.

(Oso Oseguera – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();