Que la fuerza los acompañe

La afición por dos grandes pasiones se juntan: Xbox y La Guerra de las Galaxias. Microsoft no dejó pasar la ocasión para lanzar al mercado su nueva consola Xbox 360, en edición limitada, con evocaciones de R2-D2.

Microsoft pisa fuerte en un terreno en donde parece que ya lleva ventaja: en las consolas de videojuego. Quizá en otras esferas de acción lleve la batalla perdida, pero en la guerra del entretenimiento casero –a través de consolas de videojuego– ha demostrado ser un jugador que pelea.

La nueva consola viene con un control remoto inalámbrico dorado (con apariencia de C3-PO), 320 GB en disco duro, además del periférico que le ha valido reconocimiento y favoritismo de los adictos a los “juegitos”: Kinect, el sensor de movimiento que evita el uso de controles remotos y el cuerpo es el propio control.

La consola saldrá a la venta en otoño a un precio en Estados Unidos de 450 dólares e incluirá sonidos propios de las naves y artefactos de la película La Guerra de las Galaxias.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();