Milenario palacio maya es descubierto

Se descubrieron vestigios de un milenario palacio maya, con antigüedad de más de 2,000 años, en el sitio arqueológico de Plan de Ayutla, en Ocosingo, Chiapas. El hallazgo del antiguo complejo residencial, así como un entierro que data de entre el 900-1000 d.C., fueron registrados por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta).

La apertura pública del palacio maya es trabajada por los arqueólogos con miras al 2012. Los vestigios constituyen la primera evidencia arquitectónica de una ocupación que data desde 50 a.C. – 50 d.C., entre las antiguas urbes mayas de la cuenca del Alto Usumacinta.

El descubrimiento se halló en el patio hundido, ubicado en la Acrópolis Norte de este asentamiento. “La Acrópolis Norte creció haciéndose cada vez más compleja. Tenemos edificios encima de otras construcciones, subestructuras que hemos ido descubriendo; evidencias de estructuras desmanteladas para construir nuevas. Es un sitio que tiene tres acrópolis y tres plazas principales, disposición que cumple con la cosmovisión maya de cielo, tierra e inframundo”, explicó Martos López.

“Las evidencias más remotas de la ocupación en esta área corresponden aproximadamente a 250 d.C., aunque algunos restos cerámicos encontrados en la misma zona son de al menos un siglo antes”, detalló el doctor Luis Alberto Martos López, director del Proyecto Arqueológico Plan de Ayutla del INAH.

Las edificaciones que actualmente se hallan en pie corresponden a cuartos antiguos con muros de casi un metro de ancho, cuyas esquinas están redondeadas, un rasgo de los periodos Clásico Temprano y Clásico Tardío (250 y 850 d.C) dentro de la arquitectura maya.  La restauración del palacio, por arqueólogos del INAH, ha permitido corroborar su larga secuencia de ocupación, que va de principios de la era cristiana a por lo menos el 1000 d.C.

En el lugar se encontraron también “dos entierros cuya antigüedad corresponde a 900-1000 después de Cristo, localizados en una escalinata que fue modificada, para adecuarla como una caja”, comentaron las arqueólogas Susana Cruz Rivera y Karina González Hernández.

(Con información de Reforma e INAH)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();