El INAH descubre 30 petrograbados en Nayarit

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron 30 petrograbados en bajorrelieve en el Cerro de Coamiles, municipio de Tuxpan, Nayarit.

El descubrimiento incluye diversos diseños simbólicos que coinciden con las cenefas distintivas de la cerámica ritual de la cultura Aztatlán, que tuvo su territorio en ese cerro entre los años 850 y 1350 d. C, en la franja costera noroccidental de Nayarit.

Las figuras rupestres se localizan sobre una cresta rocosa natural de forma lineal, conformada por numerosos afloramientos de rocas, donde se pueden observar los petroglifos de manera aislada o en complejos paneles de diseños.

El arqueólogo Mauricio Garduño Ambriz  explicó que varios de estos petroglifos pueden coincidir en temporalidad con la cultura Aztatlán, especialmente con su cerámica.

La cultura Aztatlán incluye diseños semejantes a las decoraciones de objetos rituales, caracterizadas por representaciones de bandas celestes, nubes y motivos ligados al culto solar.

El especialista agregó que algunos de estos petrograbados podrían haber funcionado como marcadores astronómicos, que señalaban fechas importantes en el calendario ritual anual.

Entre las figuras halladas destacan, por su distribución, un conjunto de concavidades hemisféricas conocidas como pozuelos, que se caracterizan por ser huecos y hechos intencionalmente sobre la roca.

Los pozuelos tienen un contorno circular que se distribuye linealmente sobre un eje, con dirección oriente-poniente.

El arqueólogo explicó que los pozuelos están asociados a la representación de un disco solar, lo que sugiere que éstos fueron empleados como receptáculos de ofrendas para la petición de lluvia dentro del ciclo ceremonial de carácter agrícola.

(Fabiola Galván / Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();