Navistar podría retirarse de México

 

La empresa estadounidense ha fabricado camiones y autobuses en una planta en Monterrey desde hace más de 10 años. Sin embargo, la ciudad se ha convertido en un foco de violencia.

Dan Ustian, presidente y director general de Navistar, dijo en una conferencia con analistas que México se había convertido en un lugar intranquilo pese a la calidad de la producción destinada a los florecientes mercados de Latinoamérica.

“El ambiente político nos preocupa, así que tenemos la capacidad de mover nuestra producción”, dijo Ustian, quien no especificó a dónde sería reubicada la producción si se tomara esa decisión. Sus comentarios constituyen una de las primeras manifestaciones públicas de preocupación externadas por fabricantes estadounidenses que han trasladado su producción a México.

No obstante, los analistas no parecen muy preocupados por el efecto potencial de la violencia, que en los últimos cinco años se ha cobrado unas 43,000 vidas.

Bank of America Merrill Lynch dijo en un informe esta semana que prevé que el aumento en la inseguridad tenga solo un efecto modesto en la actividad económica, y que las consecuencias se concentrarán en el mercado nacional.

“En nuestra opinión, el efecto económico del aumento en la inseguridad podría manifestarse a la larga de manera más significativa en una demora en las inversiones y el consumo, en caso de que eventos trágicos similares a los ocurridos en Monterrey se vuelvan más comunes”, dijeron analistas del banco.

Navistar dijo el mes pasado que cerraría plantas de ensamblado de camiones y chasis en Canadá e Indiana y que reduciría la producción de vehículos recreativos en una planta en Oregon. Asimismo, la empresa busca aumentar sus ingresos expandiéndose hacia nuevos mercados como India y China y sumando productos como camiones y autobuses más pequeños.

(Sentido Común)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();