Llegan más empresas niponas

 

Con la llegada de Honda y Mazda a Guanajuato, el automotriz en la región aglutina a 296 empresas, con una planta laboral de 29,000 personas, informó la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable del Estado.

México puede aspirar a crecer su industria automotriz con una meta hacia el 2015 de 78,000 millones de dólares y al 2030 de 118,000 millones de dólares, según datos de AT Kearny. Para lograrlo, añade la consultora, el sector automotriz en México debe mejorar su competitividad en desarrollo tecnológico, en costos e impulso a los negocios.

La vinculación entre gobierno e industria privada es prioridad. Mazda y el gobierno de Guanajuato consolidaron acuerdos para desarrollar una cadena de proyectos para los próximos años, tanto de empresas japonesas como locales, que deriven en nuevas oportunidades de inversión y empleo.

Por ejemplo, Omron Corporation se instalará también en Guanajuato con una inversión de 30 millones de dólares para generar más de 500 empleos directos. Esta empresa japonesa –líder mundial en automatización industrial, componentes electrónicos, electrónica automotriz, sistemas sociales y salud– construirá su planta en el Parque Industrial Las Colinas, en el municipio de Silao.

Omron es uno de los principales proveedores de autopartes para empresas armadoras como Honda, Ford y General Motors. Omron aplicará 30 millones de dólares para iniciar operaciones de producción a partir de enero de 2012, con 150 empleos, con una proyección de ampliar sus servicios a la industria automotriz y otros sectores en un periodo de cinco años y alcanzar los 500 empleos directos.

La oportunidad para las pymes mexicanas es real. Hace cuatro años, el embajador de Japón en México, Massaki Ono fue contundente: “Las empresas japonesas sufren ante la falta de industrias de suministro en este país. Las más importantes empresas japonesas están haciendo esfuerzos para comprar componentes locales”. En 2007 muy pocas empresas mexicanas suministraban partes y componentes para las plantas de ensamble japonesas que compraban entre 10% a 30% de sus productos a compañías extranjeras en México.

Hoy, la situación ha cambiado. Guanajuato ha atraído a dos grandes del sector automotriz. Las pymes han hecho parte de la tarea. Volkswagen de México es la planta ensambladora número uno de Norteamérica al producir un total de 300,000 unidades, anunció el presidente del sector de autopartes de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

En el informe que presentó Erwin Polo Feldmann, presidente de dicha área de Canacintra, señala que este incremento en la producción de la planta de Volkswagen Puebla representa un 26% con respecto al año pasado, y la coloca como la planta con mejor desempeño de todo el continente.

En tanto que el segundo lugar fue para la planta de Ford, ubicada en Hermosillo, Sonora, por el aumento de producción de su modelo Fusion. Mientras que el cuarto y quinto lugar fueron ocupados por General Motors en Silao, Guanajuato, y Nissan en Aguascalientes, respectivamente.

Polo Feldmann también mencionó que en el mes de junio las ventas en el sector automotriz local crecieron un 10%, pero no superaron el 19% registrado en 2010. Finalmente señaló que el sector automotriz registró un crecimiento en materia laboral de 6.38% en el periodo de mayo 2010 a mayo 2011.

Las universidades también han contribuido. Carlos Mijares, vicerrector académico del Tecnológico de Monterrey, afirmó que en los últimos dos años el ITESM lanzó 10 nuevas carreras con alta demanda laboral.

“Antes de lanzarlas hacemos una evaluación de su demanda para decidir en cuáles campus se otorgará, porque no se ofrecen en todos los campus, por ejemplo, la Ingeniería de Diseño Automotriz sólo se ofrece en las entidades donde hay clusters automotrices”, dijo el vicerrector.

El sector automotriz mexicano, particularmente, los proveedores mexicanos han progresado. Sin embargo, aún debe fortalecerse más la base de la pirámide: materia prima, mano de obra calificada, proveedores de componentes y subsistemas, energía e insumos a precios competitivos, logística, ingenieros, científicos y doctores, infraestructura y lugares de prueba, prototipos, entre otros para generar mayor valor agregado y también mayor volumen, apuntó en su estudio AT Kearny.

Durante el primer semestre del 2011 en México se han ensamblado 212,474 automóviles, los cuales en su mayoría son destinados a exportación, principalmente al mercado de Estados Unidos y Sudamérica.

(Mexican Business Web con información de El Financiero)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();