Honda llegará a México, ¿por qué?

Honda, empresa automotriz japonesa, invertirá 800 millones de dólares en la construcción de una nueva planta en México que producirá modelos subcompactos. La planta, que empleará a 3,200 trabajadores, comenzará a producir vehículos en el 2014 y tendrá una capacidad para armar 200,000 unidades por año.

Apenas en junio pasado, la japonesa Mazda anunció una inversión de 500 millones de dólares para la construcción de su primera planta en México.

Durante 2010, el sector automotriz aportó 3.2% al PIB. En conjunto, las armadoras y los fabricantes de partes dan empleo a casi un millón de trabajadores, según datos del INEGI.

El boom de la industria automotriz se explica, en parte, por las inversiones de las principales empresas manufactureras establecidas en territorio nacional. En México se han desarrollado importantes centros de proveeduría a nivel global, muchos de ellos con alta integración a las empresas terminales (Tier 1). Por ejemplo, 80% de la producción de autopartes se destina a la exportación.

La nueva instalación aplicará el sistema de manufactura avanzado y altamente eficiente de Honda para producir vehículos y motores. Al incrementar el uso de partes y materiales locales, en combinación con fuentes globales, “la nueva planta ofrecerá a los clientes productos de alta calidad a precios accesibles”, dice el comunicado.

Desde 2009, compañías del sector automotriz realizaron o anunciaron inversiones por más de 5,000 millones de dólares. La automotriz es una industria que se ha recuperado paulatinamente; representó alrededor de 17% del Producto Interno Bruto (PIB) de la producción manufacturera local durante 2010.

Según datos de Miguel León, profesor decano del IPADE, escuela de negocios, México posee grandes ventajas comparativas y competitivas: ubicación geográfica privilegiada, lo que favorece a las exportaciones; infraestructura logística, que sustenta la importación de componentes y la exportación de productos terminados; disponibilidad de mano de obra para poder montar tres turnos en cada una de sus plantas y la cual se encuentra entre las mejores del mundo en cuanto a calidad también es un factor preponderante.

Datos de expertos señalan que el fomento al diseño en la industria automotriz incide de manera importante en las instituciones de educación superior, de tal manera que se están desarrollando carreras especializadas en dicho sector.

León, el especialista del IPADE, señala que el sistema educativo nacional cuenta con más de 750,000 estudiantes de ingeniería en las diferentes universidades, de las que egresan alrededor de 90,000 especialistas cada año. En contraste, Estados Unidos cuenta con solo 450,000 alumnos matriculados en este tipo de carreras, lo que revela que el talento mexicano tiene la oportunidad de cubrir el déficit de ingenieros norteamericanos.

(Mexican Business Web con información de El Universal)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();