México, atractivo para autopartes

 

No solo de armadoras de autos vive la industria automotriz en México. En el sector de autopartes se han invertido en el primer semestre del año entre 200 y 300 millones de dólares. Esta cifra se debe a la instalación de 10 empresas japonesas y otras provenientes de Canadá y Alemania, las cuales suman un total de 50 nuevas compañías, según la Industria Nacional de Autopartes (INA).

La industria de autopartes en México registró en marzo pasado el nivel de utilización de su capacidad instalada más alto desde que estalló la crisis, en el 2008; dirigentes de empresas adelantan que preparan nuevas inversiones.

El alcalde de Salamanca, Antonio Ramírez, espera un importante repunte de empleo pues Mazda trae consigo 4 ó 5 empresas “satélite”. Además se prevé la llegada de más proveedores de materia prima para la planta japonesa. Ramírez Vallejo comentó que estas empresas podrían generar juntas unos 20,000 empleos.

Por ejemplo, Fujikura abrirá su tercera planta en México con una inversión de 10 millones de dólares en Múzquiz, Coahuila. La empresa quiere ampliar su negocio de productos electrónicos automotrices en Norteamérica. En tanto, el fabricante japonés Yazaki construirá tres nuevas plantas en Chihuahua, con lo que generarán 1,200 empleos durante 2011 y 2012.

La compañía de coreana Posco (Pohang and Steel Company) invertirá 300 millones de dólares para construir una segunda planta de acero galvanizado continuo y galvanilado en sus instalaciones existentes en Altamira. Su producción se destinará en un 75% a automotrices instaladas en México y en el extranjero.

La INA destacó que las razones por las cuales se está invirtiendo en México es por la experiencia automotriz, la cercanía con EU, los tratados de libre comercio que permiten exportar a 40 países, el tipo de cambio y las inversiones de las armadoras.

Javier Rión, director de Operaciones de Grupo Industrial Saltillo (GIS), explicó que el fortalecimiento del euro frente al dólar, el incremento de costos en China y el aumento en el precio del petróleo –que se refleja en el costo de transporte– han propiciado también que las armadoras en México busquen sustituir ciertas importaciones, en beneficio de los fabricantes de autopartes que ya están instalados en México.

La instalación de nuevas empresas, así como el incremento en general de la producción automotriz ayudó a que el sector llegara a la cifra de 570 mil empleos en los primeros cinco meses del año, aunque todavía falta recuperar 40 mil plazas perdidas durante la crisis automotriz, indicó la INA.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();