97% de las remesas se reciben por sistema formal

El teléfono celular será, en breve, el vehículo a través del cual se envíen con mayor frecuencia las remesas. Ello, debido a que estos aparatos cuentan con las adecuaciones para hacerlo.

Mientras que en 1995 alrededor del 50% de las remesas se enviaban a México a través de medios electrónicos, actualmente es el 97% de ellas.

Juan Luis Ordaz Díaz, analista del área de estudios económicos de BBVA Bancomer, comenta que ello es resultado del acelerado avance que han tenido en ese tiempo los canales de distribución.

Antes, los migrantes tenían que esperar a que terminara su periodo de trabajo y regresar a sus lugares de origen para llevar consigo parte de los ingresos que habían ganado o bien hacer los envíos a través de familiares o amigos que se dirigían a sus comunidades.

Ya para inicios de la década de los noventas, los envíos de dinero eran monopolizados por Telégrafos de México. Las money orders (órdenes de pago internacional) fueron cobrando mayor relevancia que los giros telegráficos y en la primera mitad de la década de los noventa eran la principal vía por la cual los hogares mexicanos recibían sus remesas.

“En 1995, alrededor del 40% de las remesas que llegaban a México eran mediante las money orders, lo cual generó la aparición de una gran cantidad de centros cambiarios y casas de cambio en los lugares más comunes de la emigración durante los ochenta y noventa”, menciona un reporte de la firma.

Hoy, se calcula que el 97% de las remesas se envían a través de medios electrónicos.Una de las opciones para hacerlo es entregar el dinero a un banco o a una operadora especializada en trasferencia de dinero, ello transfieren el dinero al lugar de destino y éste puede recogerse en diferentes puntos: bancos, casas de cambio, cadenas comerciales, farmacias, oficinas de telégrafos, entre otros.

Asimismo, es posible transferir el efectivo hacia una cuenta bancaria en el país de destino. “El uso de las tarjetas, principalmente de débito, ha venido aumentando su importancia para la recepción de remesas en los últimos años; no obstante esta expansión no ha sido tan amplia en las pequeñas comunidades rurales alejadas de las ciudades debido a la poca o nula infraestructura de cajeros automáticos y puntos de venta que acepten tarjetas como medio de pago”, detalla BBVA Research.

El analista pronostica que en breve, el teléfono celular ganará terreno como el principal canal para los envíos debido a la facilidad que propone este mecanismo, además de la comodidad de hacerlo a cualquier hora y lugar.

(Marilú Rubio – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();