Redes de Poder: Wallace, dedazo de Los Pinos

Por Alejandro Ramos Esquivel.

De manera sorpresiva el PAN designó a la luchadora social, Isabel Miranda de Wallace, como su candidata para competir por la gubernatura del Distrito Federal.

La señora Miranda de Wallace ganó fama pública luego de una larga lucha en los tribunales y en las calles reclamando justicia contra los autores del secuestro de su hijo Hugo Alberto, quien a la postre fue asesinado.

Como resultado de sus denuncias e investigaciones, los autores del crimen fueron encarcelados y sentenciados, por lo que la señora Isabel Miranda se convirtió en un símbolo de lucha social contra la delincuencia organizada y, sobre todo, contra la impunidad.

A partir de ello y de manera por demás sorpresiva, el PAN decidió postularla como candidata para suceder a Marcelo Ebrard, lo cual generó inconformidad en algunos de los militantes del albiazul, que estaban apuntados para competir por el cargo.

Uno de ellos, Demetrio Sodi, delegado en Miguel Hidalgo, se manifestó públicamente contra la decisión, la cual sugirió fue “de arriba”, por lo que rechazó la oferta de algún cargo que le hizo el líder formal del PAN, Gustavo Madero.

Otro claramente inconforme fue José Luis Luege, director de Conagua y exdirigente del PAN en el Distrito Federal, que estaba apuntado para competir por la candidatura por el gobierno de la capital, aunque luego “reflexionó” y convino con Madero en que Miranda de Wallace supera como candidata a cualquiera de los aspirantes del albiazul.

Otras “suspirantes”, como la diputada Gabriela Cuevas y la asambleísta Mariana Gómez del Campo, no manifestaron inconformidad pública, pero trascendió que las compensaron con ofertas de cargos en el Congreso.

Hacia el interior del gobierno y del propio PAN se comentó que la decisión en favor de la señora Miranda de Wallace vino directamente del presidente Felipe Calderón, a efecto de que el PAN, si no gana el Distrito Federal, por lo menos le quitará votos a los otros partidos.

Adicionalmente, la designación de una candidata ciudadana y prestigiada luchadora social, particularmente contra jueces corruptos y el crimen organizado, va en línea con la cruzada contra la delincuencia emprendida por Calderón desde el arranque de su gobierno.

Aunque a muchos panistas no les gustó el “dedazo” de Los Pinos, admiten que puede resultar una buena jugada en una entidad, el DF, donde el PAN tenía muy pocas posibilidades de ganar.

Ahora, con Miranda de Wallace, ya tiene una candidata con prestigio ganado a pulso y que, sin duda, compensa la débil, casi nula, estructura partidista del PAN en la capital del país. Así que con una representante de la sociedad civil, si el albiazul no gana, por lo menos dará la pelea.

Mancera, otro posible.

De algún modo, la nominación de la señora Isabel Miranda como candidata panista, también puede interpretarse como un anticipo a la posible nominación del que sería otro candidato ciudadano, el actual procurador del Distrito Federal, Miguel Mancera.

Este funcionario ya se colocó entre los finalistas de la coalición de izquierda (PRD-PT-Movimiento Progresista) que compiten por la candidatura para el gobierno de la ciudad de México.

Mancera no es militantes de ningún partido político y participó en la contienda interna del PRD como aspirante externo, aunque con el aval de Andrés Manuel López Obrador y del actual jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard.

Estos apoyos colocaron a Mancera como fuerte aspirante a la candidatura, la cual se decidirá por encuesta y en la que la rival a vencer es presidenta de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del DF, Alejandra Barrales.

Otro aspirante, el senador Carlos Navarrete, declinó en favor de Barrales, que sin duda es la competidora más conocida y que por lo tanto podría imponerse en las encuestas.

Sin embargo, en las últimas semanas Mancera ha repuntado fuertemente y como la metodología de esos estudios de opinión, encargados ex profeso a dos empresas que realizaron el que sirvió para definir la candidatura presidencial, no se da a conocer, se especula que pueden resultar “cuchareadas” en favor de Mancera.

De ser así, la izquierda, lo mismo que el PAN, contaría con un candidato ciudadano, sólo que éste -Mancera- no formado en la lucha social, sino en la academia y en la administración pública.

Por encima de sus diferencias, los competidores de la izquierda se han comprometido a respaldar con todo al que resulte candidato o candidata para suceder a Ebrard, ya que tienen claro que de perder el Distrito Federal se reducirían mucho las posibilidades de su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, y en términos de gobierno la izquierda se quedaría prácticamente sin nada.

Beatriz y el “efecto Peña Nieto”Del lado del PRI, la ya definida como candidata es la diputada y exdirigente nacional del tricolor, Beatriz Paredes, quien competirá por segunda vez por la gubernatura del Distrito Federal, luego de haber perdido la contienda frente a Marcelo Ebrard en 2006.

Una de las razones de esa derrota fue que entonces, y peor ahora, el tricolor careció de estructura, por lo que sus armas serán la experiencia y el prestigio político de la tlaxcalteca, así como el impulso que pueda tener en votos del llamado “efecto Peña Nieto”.

Sin embargo, las posibilidades del PRI de ganar el gobierno del Distrito Federal se ven más complicadas con la designación de la señora Miranda de Wallace como abanderada del PAN y con la probable de Miguel Mancera representando a las filas de la izquierda.

Todo apunta, aun en caso de que no fuera Mancera el candidato sino la asambleísta, Alejandra Barrales, a una elección de tercios, muy competida, en que cualquiera puede ganar, pero en la que el PRI, más que ninguna otra fórmula en la competencia, tendrá que echar el resto.

Sobra decir que la gubernatura capitalina es fundamental, tanto porque aquí se asientan los poderes de la Federación como por el hecho de que el sentido que tengan los votos de sus ciudadanos tendrá un impacto, que puede ser decisivo en la elección presidencial.

 

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();