Producción de acero no cubre demanda automotriz

La demanda de acero que el sector automotriz requiere es mayor a la que el mercado nacional siderúrgico podría producir, por lo que el nivel de importación de dicho insumo es de 62% del total consumido al año por parte de la industria.

El sector siderúrgico mexicano requiere incrementar la producción de acero para poder proveer a la industria que más crece en la economía nacional y así disminuir la tasa anual de importación.

México, actualmente, es uno de los destinos de inversión automotriz por excelencia de las firmas más importantes del sector, y se estima que para 2016 crezca en 37 por ciento.

La industria siderúrgica en México además de proveer al sector automotriz, también lo hace al sector de construcción para el impulso de la infraestructura nacional.

Cabe destacar que durante julio, el 26% de las importaciones automotrices de Estados Unidos (EU) provinieron de México, donde el país recupera mercado en el país vecino del norte. Sólo se encuentra por debajo de China.

Que México capte inversiones por parte de empresas importantes del sector automotriz es por tres factores importantes:

  • La ubicación geográfica de México, lo que ha reducido los costes de fabricación.
  • Los tratados de libre comercio con los que cuenta el país, lo que le permite acceder a prácticamente todos los mercados del mundo.
  • El estatus que ha obtenido como país proveedor y por la mano de obra calificada existente, lo que explica la mejora de las capacidades laborales.

Es importante mencionar que la industria automotriz representó el 3.6% del Producto Interno Bruto (PIB) durante 2011, y del PIB manufacturero registró un nivel de 20 por ciento.

Asimismo, las ventas de vehículos a los diferentes mercados del mundo, representan la mayor entrada de divisas al país, por arriba de las exportaciones petroleras e incluso las remesas enviadas por mexicanos del extranjero.

(Fernando Martínez Ríos-Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();