Volatilidad financiera, ajena a factores internos

Mientras la economía mexicana reportó cifras positivas de su actividad económica durante el tercer trimestre y las cuentas externas mantuvieron un balance sólido, los mercados financieros siguen reaccionando negativamente a las condiciones de fragilidad económica internacional, principalmente de Europa.

Esto ha ocasionado que el mercado de cambios nacional se vea presionado, y desde niveles mínimos de 13 pesos a finales de octubre pasó hasta 14.2 pesos en las operaciones al mayoreo.

En opinión de analistas de Santander, los mercados nuevamente reaccionan negativamente ante las persistentes preocupaciones europeas y los renovados riesgos sobre una posible baja a la calificación crediticia de Estados Unidos, y el impacto negativo de recortes al gasto gubernamental en el mediano plazo.

“Consideramos que esta volatilidad en las monedas, a nivel mundial, se mantendrá en las próximas semanas hasta que el tema de la deuda soberana en Europa se estabilice”.

Por su parte, analistas de Monex afirman que la crisis de Europa se propaga, porque las primas de riesgo de los países de la eurozona vuelven a repuntar con fuerza ante el temor sobre el contagio de países fuera del área, sobre todo, en Estados Unidos y China.

En particular, Alemania no tuvo una demanda favorable en la colocación de 6,000 millones de euros (mde) en bonos a 10 años a una tasa de 1.98%, ya que los inversionistas demandan una tasa superior ante la delicada situación que vive la región.

Por otra parte, el deterioro del sector fabril de China intensifica el riesgo de una desaceleración global. En noviembre, el índice PMI, que elabora HSBC, se ubicó en 48 unidades, el peor reporte en 32 meses.

Como estos factores no se resolverán en el corto plazo, es muy probable que se mantenga la volatilidad financiera en lo que resta del 2011.

(Ricardo Vázquez – Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();