México es mercado atractivo en la industria del juguete

La industria nacional del juguete se apoya en la importación para complementar sus líneas de producto que ofrecen principalmente a través de tiendas departamentales y de autoservicio.

Títeres, muñecos de barro y trapo, sonajas, dados, matracas, papalotes, soldados de plomo, trenes de madera, yoyos, trompos, baleros, alcancías y trastecitos de barro, lotería, sonajas, pequeños muebles, víboras, boxeadores y coches de madera ya pasaron a la historia o son piezas de museo.

Lo que hoy buscan los consumidores mexicanos son juegos de video, aplicaciones (apps), naves espaciales, muñecas, héroes salidos de las películas de Hollywood, que en su mayoría son fabricados o diseñados fuera del país.

Los expertos aseguran que muchos niños de hoy perdieron la oportunidad de conocer y jugar con los tradicionales juguetes mexicanos, dejando a un lado la oportunidad de conocer también las raíces mexicanas.

¿Ante qué se enfrenta la industria del juguete?  Para Eva Conraud Koellner, profesora de la Licenciatura en Comercio Internacional de la Universidad de Guanajuato, como consecuencia de la apertura comercial de México con la firma de 12 tratados de libre comercio desde los años 90, el consumidor mexicano está cambiando hacia un modelo cada vez más parecido al modelo estadounidense.

“Sus rasgos culturales tradicionales compiten con los efectos de la globalización y se observa una evolución en su proceso de decisión de compra hacia un comportamiento cada vez más exigente en cuanto a diversidad, calidad e información del producto disponible en el mercado”, asegura la catedrática.

Y es que por un lado, la mercadotecnia y la tecnología ofrecen infinidad de juguetes y juegos sofisticados que los han opacado. Por otro, para muchos de los adultos los juguetes tradicionales pasaron a la historia o tan sólo los recuerdan con nostalgia y no los “promueven” con sus hijos.

La dificultad más grande es que, a pesar de que sus precios son accesibles, no se adquieren en las jugueterías locales, sino que se limita su venta a lugares turísticos o tiendas de artesanías mexicanas.

“Hoy la industria del juguete en México representa tan sólo el 35%, el restante 65% son productos que provienen principalmente de China, que en 2008 representó el 68% de las importaciones mexicanas totales de estos bienes, con ventas por 289 millones de dólares. En ese mismo año, el segundo proveedor fue España, que registró exportaciones al mercado mexicano por 38 millones de dólares”, dijo la consultoría especializada en comercio exterior IQOM.

Jugueteros mexicanos quieren importar

Los industriales del juguete en México confían en que las importaciones de juguetes impulsarán al sector a un crecimiento de 4% en este año.

“Los industriales del juguete en México que estamos produciendo, tanto para el mercado nacional, como para exportación, tenemos un beneficio que es el poder importar juguetes para completar nuestras líneas y eso es positivo ya que aumenta la oferta nacional y exportable y nos ayudará a recuperarnos”, dijo Miguel Ángel Martín, presidente de la Asociación Mexicana de Industria del Juguete (Amiju).

De hecho, desde 2010, la Secretaría de Economía amplió el cupo de importación de juguetes a través reformas a la fracción I y III del Artículo 4 del Programa de Promoción Sectorial.

“Estas reformas tienen por objeto incrementar de 50 a 60 millones de dólares el monto máximo de juguetes que las empresas productoras o personas morales podrán importar, anualmente, libre de arancel de cualquier país”, indica un análisis de IQOM, consultoría en comercio exterior.

Las cifras del juguete en México

-En tan sólo ocho años (2000-2008), las importaciones de juguetes chinos pasaron de 11.8 millones de dólares a 289 millones, según datos de Proméxico.

-Los principales mercados proveedores de estos juguetes después de China son España, Estados Unidos, Indonesia, Taiwán y Tailandia.

-México es la décimosegunda nación del destino de los juguetes chinos, con apenas el 2% de la participación, Estados Unidos.

-Las familias mexicanas gastan aproximadamente 79 millones de pesos en artículos educativos y de esparcimiento al año o 13.5% de sus ingresos, de acuerdo con la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

-Los jugueteros mexicanos concentran actualmente sólo 35% del mercado nacional, el cual asciende a 2 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete, mientras que las firmas extranjeras tienen 65 por ciento.

-La Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) considera que 55% de las ventas del sector son canalizadas a través de tiendas departamentales y de autoservicio.

(Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();