Supremus 1 es la nueva joya de la corona

El presidente Felipe Calderón anunció el descubrimiento de un yacimiento petrolero en aguas profundas del Golfo de México. La veta de petróleo ligero (el de más valor en el mercado internacional) fue encontrada al perforar el pozo Supremus 1, frente a las costas de Tamaulipas y cerca de la frontera marítima con Estados Unidos.

En un mensaje en la escalinata de la residencia presidencial, donde estuvo flanqueado por el secretario de Energía, Jordy Herrera y el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel, el mandatario destacó que la confirmación de las reservas cuantificadas en 125 millones de barriles de petróleo crudo permitirían ubicar a Perdido como uno de los sistemas petroleros más grandes del país descubiertos en las últimas décadas y eso le daría fortaleza a México.

El yacimiento Supremus 1 es el segundo que perfora Pemex Exploración y Producción (PEP) en la zona de Perdido, cerca de límite internacional con Estados Unidos, ya que el primero fue Trión 1, el cual resultó exitoso también con recursos de entre 250 y 450 millones de barriles, de acuerdo con lo anunciado también por Calderón Hinojosa el pasado 27 de agosto.

El pozo Supremus 1 está ubicado a 250  kilómetros de Matamoros y a 39 kilómetros al sur de la frontera marítima estadounidense. La perforación alcanzó 2 mil 900 metros de tirante de agua y su profundidad total es de más de 4 mil metros.

PEP empezó a perforar el pozo en junio con la plataforma de sexta generación West Pegasus, construida en Corea y propiedad de la empresa Sea Drill.

El hallazgo otorga mayor certidumbre a los recursos prospectivos del proyecto Área Perdido, esperados en hasta 13 mil millones de barriles de pce, que podrían duplicar las reservas probadas actuales, y permitirá a México incrementar la producción petrolera a mediano y largo plazos.

Calderón Hinojosa recordó que hace 6 años Pemex enfrentó retos preocupantes como el declive de Cantarell y la tasa de restitución de reservas probadas que era de alrededor de 40 por ciento (lo que significa que de 100 barriles de petróleo que extraía sólo descubría  40 nuevos).

Destacó que ahora con la estabilización de la plataforma petrolera en 2.5 millones de barriles al día y una tasa de restitución de 100 por ciento puede decir que es “prueba superada” y ahora entra en otra etapa “con estos promisores yacimientos localizados en aguas profundas”.

Sin embargo, estableció la necesidad de profundizar el proceso de reformas para que Pemex pueda aprovechar esa riqueza. Es mejor que esos cambios se hagan ahora que no estamos en condiciones de crisis como otros países que han tenido que hacer reformas a fuerza, opinó.

Con cambios se logrará que la exploración en aguas profundas se haga cada vez más viable y que pueda explotarse el petróleo en beneficio del país y para que Pemex siga apuntalando su posición entre las mejores empresas del mundo y siga siendo un motor del desarrollo del país.

(Esther Arzate-Mexican Business Web)

|
Suscríbase al Newsletter
Acerca de Mexican Business Web

Opina

*

 

genesis();